VI.- MARCO TEORICO

6.1 ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACION

6.1.1 INVESTIGACIONES REALIZADAS EN LA EMPRESA FLETES Y PASAJES

En la investigación realizada por Martínez y Hernández con respecto a las sociedades en nombre colectivo como medio de planeación fiscal

Autor: Ruth itzell Martínez flores y Liliana Hernández.

Empresa:

Tipo de estrategia; pago a los socios industriales por concepto de alimentos en la sociedad de nombre colectivo.

Tipo de la técnica: documental.

6.1.2 INVESTIGACIONES REALIZADAS EN EL SEMINARIO  JUDICIAL DE LA FEDERACION

DURAN (1995, P, 208) Trata el tema de las sociedades en nombre colectivo como medio de planeación fiscal.

Autor: Humberto Duran

Tema: sociedades en nombre colectivo, objetivo fundamental de los alimentos. El socio industrial no es trabajador.

Tipo: tesis aislada

No. De registro 204 747

Materia: civil

Instancia: tribunales colegiados de circuito

Fuente: seminario judicial de la federación y su gaceta

Tomo: II de junio de 1995

Tesis: I 6º C. 11 C

PAGINA 208

6.1.3 Investigación en Jalisco sobre el producto del tequila.  Este es un articulo  y el mismo fue escrito por: Carlos Ruiz Ortiz, ALBERTO ARTEAGA FERNANDEZ,CARLOS TORRES AVILES, EN TEQUILA JALISCO  en el año de 2007, en este articulo se señala el auge que ha tenido este producto en mercados internacionales, así como su elaboración, y sus principales productos de competencia en los mercados internacionales.

6.2 ASPECTOS HISTORICOS RELACIONADOS CON LA PLANEACIÓN  FISCAL

6.2.1  ANTECEDENTES MUNDIALES DE LA PLANEACION FISCAL.

En este tema nos encontramos un articulo escrito por alumnos de la universidad autónoma de hidalgo, este fue escrito en el año 2008 en donde exponen los  orígenes mundiales de la planeación fiscal se hacen referencia a culturas como la egipcia, y la griega con este modelo, así también el articulo hace referencia a algunos conceptos de planeación fiscal y definiciones relacionadas con el mismo.

6.2.1.1 LA PLANEACION FISCAL EN LOS AÑOS 30.

Dicho tema se obtuvo del trabajo de investigación de nuestras compañeras Liliana Martínez y Ruth Martínez elaborada en el año 2009, se tomo de aquí, ya que es en esta década en donde dicho esquema empieza a ser conocido en México y años posteriores  ser aplicada en nuestro país. Asi también se obtuvo información del siguiente libro:

 TORRES Rivero, Alejandro.(2002)Reflexiones en torno a la planeación fiscal, el abuso del derecho y la defraudación fiscal en México. El Foro [en línea]. Tomo XV No. 2.

 

6.3 CONOCIMIENTOS GENERALES RELACIONADOS CON LA PLANEACION FISCAL

6.3.1 INTRODUCCION A LA PLANEACION FISCAL

La naturaleza de toda planeación es sin lugar a dudas el control, no únicamente como medio de asumir la realidad en forma ordenada y dirigible, sino también como manera de abordarla para hacerla comprensible, siendo el trasfondo del control la capacidad de racionalizarla, tal y como corresponde a la esencia distintiva de lo humano. Dicha racionalidad ha sido motivo de profundos estudios de análisis por parte de la administración.

Las opciones o alternativas pueden estar explícitamente establecidas en la ley, reglamentos y disposiciones federales, estatales y municipales de carácter impositivo, derecho común, leyes mercantiles, laborales, diversos códigos, convenios tributarios con otros países, diarios oficiales, jurisprudencias, tesis aisladas, criterios de la autoridad, doctrina legal y fiscal.

Si bien la planeación fiscal como tal es legítima, en la práctica puede ser complicado distinguir entre una conducta lícita de otros actos ilícitos como son: la elusión fiscal, la simulación fiscal, la evasión fiscal, el fraude o delito fiscal; por lo que es importante que exista una razón de negocios, que se tenga un objetivo determinado que no sea exclusivamente la obtención de un beneficio fiscal y que éste mas bien sea una consecuencia de aquél. Como en toda actividad, en el caso de la disciplina fiscal, es necesario prevenir antes que corregir, anticipar en vez de reaccionar, darle un rumbo, un destino a la empresa y no permitir que naufrague a la deriva.

La actividad empresarial y profesional en México se hace a través de personas físicas y morales, y como personas no hay dos iguales, porque aunque manejen el mismo giro sus características intrínsecas son diferentes; por lo que la planeación fiscal se tiene que diseñar como traje a la medida, no hay machotes, los elementos de que se vale el asesor son básicamente la información documental y las entrevistas con los diferentes responsables, para conocer que es lo que quieren o esperan y a su vez explicarles cuales son los alcances de dicha planeación; porque a veces se piensa que la planeación es en automático, es para no pagar impuestos, lo cual en sí mismo es un error de información

De ello se deriva que cada contribuyente, sujeto de obligaciones y derechos frente al Estado, busque planear estratégicamente y de manera efectiva el cumplimiento de éstas en el ámbito fiscal.

Aunado a las circunstancias actuales de la economía nacional, en que hoy en día cobra mayor importancia el pagar justo lo que debe pagarse; no generar mayores e innecesarias erogaciones, sólo las mínimas e indispensables.

6.3.1.1 CONCEPTO DE PLANEACION FISCAL

SI BIEN EXIATEN UNA GRAN DISCUSIÓN, para ver si la planeación es elusión por lo que a continuación se dice:

La optimización de las obligaciones sustantivas y colaterales a que está obligado el contribuyente, apegada a derecho.(CORONA, 2007, p, 7.)

En términos generales, se puede afirmar que planeación fiscal es el estudio previo de determinados hechos, encuadrándolos dentro de las disposiciones fiscales vigentes, con el fin de lograr las máximas ventajas posibles en materia fiscal.(Arroyo, 2004, p.11)

La que realiza el Gobierno, a través de sus órganos representativos, para instrumentar los medios de recaudación y así combatir técnica y racionalmente la defraudación burda y simple en la que incurre el tributante mal informado y que asume sobre sí una postura y conciencia de delincuente común, huidizo y simulador.(Diep,1999, 50,51)

Es aquí en donde se empieza a discrepar con respecto al enfoque se le da  a la planeación fiscal, este es un concepto mas conservador y mas a pegado  a lo que la autoridad quiere.

A continuación definiciones mas claras y  con justificación mas amplia del porque la planeación no es sinónimo de elusión.

la que realizan los gobernados para cumplir, dentro de la ley, con las obligaciones tributarias que el Gobierno les imponga, es decir, reduciendo o suprimiendo las cargas tributarias al máximo posible mediante medios propios y por simple salvaguarda de sus intereses económicos. Absteniéndose así, de transgredir la ley –con el consiguiente ahorro administrativo del Estado para vigilar y enjuiciar-; responsabilizándose de su seguridad jurídica –con el consecuente efecto de honestidad-; y, ubicándose dentro del contexto de sus derechos cívicos –lo que los coloca en mejor posición para demandar lo que a sus intereses convenga respecto a la actuación de los funcionarios públicos (Ocampo, 2007, p 32)

 Según Farjado (2008:56) la planeación fiscal Consiste en fijar el curso concreto de acción que ha de seguirse, estableciendo los principios que han de orientarlo, las secuencias de tiempos y de números necesarios para su realización. En función de lo anterior se puede indicar que la planificación tributaria es un enfoque formal que consiste en la previsión y evaluación de los resultados de las decisiones administrativas de una empresa para un periodo determinado, en lo que se refiere a los distintos impuestos a que está afecta la misma, así como la forma de pago y la obtención de la contribución.

Independientemente de que una empresa aplique o no un programa de planificación fiscal, los aspectos tributarios y financieros van estrechamente relacionados, por lo que deben estar incluidos en un programa de planificación total a fin de coordinarlos de manera efectiva

Por lo tanto, la planeación fiscal de nuestro tiempo es una derivación jurídico-económica de la base misma de sustentación del Estado como tal, debiéndose ejercer en consideración a factores tanto de orden jurídico como de orden económico, o incluso de la combinación de ambos.

6.2. ASPECTOS HISTÓRICOS RELACIONADOS CON  EL TEMA Y PROBLEMA

6.2.1 ANTECEDENTES DE LA PLANEACIÓN

La planeación es la actividad humana que utiliza el pensamiento como precursor de la acción dirigida hacia la obtención de metas. Nació junto con la humanidad misma, ha sido un factor inseparable en las acciones que el hombre, tanto como individuo como en sociedad ha emprendido. (Puga, 1999, p5)

Estuvo presente en las faenas de cacería cuya intencionalidad era la adquisición de alimentos, y ha sido una herramienta indispensable en la lucha de grupos sociales por la conquista de bienes y de territorios (Puga, 1999, p 6)

Sin embargo, la reflexión que el hombre hace respecto a esa capacidad que lo distingue del resto de la especies, es relativamente nueva.

El razonamiento humano había abarcado ya la mayoría de los campos del conocimiento, cuando enfocó su atención a esa actividad intelectual que antecede a la acción. Más reciente aún, es el tratamiento conceptual que se le ha dado a tal actividad.

El término y concepto de ‘planeación’ quizás empezaron a ser aplicados y documentados, según Pierre Massé (1965) cuando el Cardenal de Richelieu (1585-1642) afirmaba que:. Los estadistas deberán de anticipar lo que podría suceder, y elaborar planes para integrar armónicamente el presente y el futuro. (Sachs, 1980,p2.)

En el siglo XX la planeación empezó a tener un uso intensivo en los gobiernos de algunas naciones, de hecho, los países del extinto bloque socialista la adoptaron como su forma básica de administración. La ex-Unión Soviética, principal representante de ese bloque, elaboró en 1920 su ‘Plan Estatal Único’ e implantó en el periodo 1928 - 1932 el primero de sus ‘planes quinquenales’. Para su diseño y operación se creó una comisión estatal de planificación, que además se encargaría de analizar los programas de cada departamento, región y república para integrarlos a los planes globales. (Maquiavelo 2000, p21.)

Durante esos  años, los países capitalistas, cuya economía se basaba en el libre mercado, tuvieron de la planeación un concepto equivocado, dado que se le relacionaba con el socialismo, régimen contrario al que éstos ejercían.

 La escuela capitalista clásica afirmaba que el mecanismo de mercado, operando como regulador del curso de los eventos político económicos, aseguraba un estado de armonía o de ‘equilibrio estable‘. Consecuentemente, la planeación era considerada como la antítesis de la democracia, del pluralismo y la libertad. Su imagen era la de un instrumento que podía bloquear la mecánica de laissez-faire (dejad que los eventos sigan su curso natural). (Maquiavelo, 2000, p21.)

 Traducido en otras palabras En una administración capitalista, el Estado sólo debe vigilar que no haya interferencia con el curso natural de los eventos.

6.2.1.1 LA PLANEACION FISCAL EN LOS AÑOS 30

Todavía en los años 30, mientras la planeación era rechazada por las naciones del bloque capitalista, los Estados Unidos, principal defensor de esa ideología, y con una de las economías más poderosas del mundo, sufría la más aguda crisis económica de su historia. (Sachs, 1980, p2)

A causa de la famosa gran recesión, se empezó a considerar a la planeación no como un instrumento de dominio, sino como un mecanismo efectivo de control racional sobre los procesos económicos y sociales, Esta nueva posición se fortaleció cuando Francia, de régimen capitalista, logró exitosamente su recuperación de la Segunda Guerra Mundial (Sachs,1980,p3)

Se transformaba así la visión que se tenía de la planeación, se empezó a comprender que ésta puede ser útil en cualquier régimen económico y que no es propiedad de ninguna ideología política. Se entendió que lo mismo puede incrementar la efectividad de una democracia descentralizada que una autocracia centralizada.

6.2.1.2 LA PLANEACION FISCAL EN LOS AÑOS 60

El creciente interés que despertó la planeación, manifestado por la favorable opinión que de ésta empezaron a tener personalidades de todos los ámbitos, incluyendo congresistas de los Estados Unidos, atrajo a las grandes corporaciones norteamericanas, que a principios de los 60 comenzaron a implantarla como rectora de sus actividades.( Sachs,1980,p3)

 Gracias a los resultados que ha logrado desde entonces, su aplicación ha ido en aumento al grado de ser considerada actualmente como una actividad imprescindible para toda organización, cualquiera que sea su naturaleza y su ubicación geográfica.

Una vez que la planeación se adoptó en los grandes corporativos de los Estados Unidos, se empezaron a aplicar regularmente los modelos matemáticos que los científicos de la planeación habían desarrollado. Se encontró una gran diversidad de aplicaciones para éstos en prácticamente todas las actividades productivas dentro de organismos de diferentes giros. Sobre todo, se aplicaron en aspectos operativos como el control de inventarios, la optimización de recursos materiales, la programación de actividades secuenciales para las líneas de producción y la administración de proyectos.

6.2.1.3 LA PLANEACION FISCAL EN LOS AÑOS 90

En esta etapa Hess( 2004, p12-13) nos relata que fue en esta década la planeación fiscal solo tenía como fin aprovechar lagunas de ley o asignación de connotaciones distintas a las de la autoridad, aplicables  a los textos legales con la finalidad de pagar menos impuestos. Para lo que en ese entonces la autoridad denomino elusión fiscal.

 

6.2.2.1 ANTECEDENTES DE LA AGROINDUSTRIA EN MÉXICO

Dos modelos económicos opuestos han dado vida a la política económica de nuestro país a partir de la Segunda Guerra Mundial. El primero es el modelo keynesiano o economía de tipo proteccionista, donde el Estado intervenía directa y fuertemente en la vida económica de la nación.(Villareal, 2008, 25)

 Este modelo permitió el crecimiento de la industria y la formación del capital básico para su expansión; pero al mismo tiempo propició una industria ineficiente en términos de calidad y costos, lo que la hace inoperante y poco competitiva a nivel internacional.

El segundo modelo es el monetarista o neoliberal en el cual se busca una mayor competencia entre particulares y la eliminación paulatina del papel del Estado en el aspecto económico de la nación.( Villareal, 2008, 25)

De esta forma, la competitividad de los productos y de las industrias a nivel internacional estaba asegurada, hecho que propiciaría un nuevo despegue de la economía mexicana. Sin embargo, detrás de la máscara de la competitividad estaba la brutalidad del capitalismo salvaje explotando desmedidamente a la clase trabajadora con el afán de acumular ganancia.

La segunda conflagración mundial dio un gran estímulo al crecimiento de la economía mexicana. De 1940 a 1956 se da en México un período de crecimiento hacia afuera, basado en el dinamismo del sector primario. Esta política puede definirse como crecimiento sin desarrollo, ya que el número de industrias del país aumentó, pero sin la base sólida que es la libre competencia, que le permitiera desarrollarse económicamente.

 De 1956 a 1970 gira ciento ochenta grados la economía mexicana creciendo hacia adentro, basada en el dinamismo del sector industrial, contrayendo la estabilidad de precios y ajustándose a los problemas productivos y financieros por los que pasó el país. En el primer modelo, “la expansión [de la industria y] del capitalismo en México [fueron impulsados] por procesos… vinculados al desarrollo extensivo… [es decir] por un dinámico proceso de sustitución de importaciones, decididamente favorecido por la política de protección a la industria.” Hubo un cambio en el tipo de producción, donde  lentamente la industria transformativa se separa de la extractiva al igual que la manufactura de la agricultura. (Rivera 1980, p.75)

 Poco a poco esta última se va convirtiendo en un elemento básico de aquella al pasar a ser materia prima que se transforma en mercancías. Este impulso también desarrolló la división social del trabajo.

 Así, creció rápidamente la producción mercantil a expensas de la agrícola ya que de 1940 a 1950 esta última, pasó de 46.9 % a  17.9 %. Y por su parte, la proporción de la población urbana en relación con la rural, se incrementó de 35 % a 51.5 % de 1940 a 1960. El siguiente cuadro muestra la predominancia que va adquiriendo la población urbana.

 Advierte Lenin que “el desarrollo de la economía mercantil significa que la agricultura se va separando de una rama industrial tras otra.” Mientras que la industria transformativa va creciendo y tomando importancia dentro de la vida económica de un país o simplemente dentro de una comunidad, “una parte cada vez mayor de la población se va separando de la agricultura, es decir, [crece] la población industrial a cuenta de la agrícola.” Queda así enunciada una ley del desarrollo capitalista.

AÑO

URBANA

RURAL

1950

28.90

71.10

1951

29.94

70.06

1952

31.39

69.94

1953

32.02

67.98

1954

33.06

66.94

1955

34.10

65.90

1956

35.14

64.89

1957

36.18

63.82

1958

37.22

62.78

1959

38.26

61.74

1960

39.30

60.70

 

Cuadro 1.- “Evolución porcentual de la población urbana y rural.” Fuente: NAFINSA. “La economía mexicana en cifras.” México 1981.

Por otro lado, la necesidad de un mercado exterior para una nación capitalista, se determina, según Lenin, por: la circulación de mercancías que rebasan los límites geográficos del estado, por la constante transformación de los modos de producción y el ilimitado crecimiento del volumen de la producción.

Al respecto, sentencia Lenin que “el mercado interior… se crea por el desarrollo de esta economía mercantil; y el grado de fraccionamiento en la división social del trabajo determina la altura de su  desarrollo… [Dividiendo] a los productores directos en capital-listas y obreros.” Así, se multiplicaron las diversas profesiones.

Sin embargo, en México, la industrialización de este periodo se caracterizó por:

-         Poca inversión en maquinaria y en espacios fabriles.

-         La abundante disponibilidad de fuerza de trabajo barata.

-         El predominio de tecnología industrial de tipo tradicional; es decir, no había grandes mejoras al proceso industrial que implicaran gran ahorro en tiempo y dinero.

-         El uso de insumos y materias primas de origen nacional, lo que fortalecía el mercado interno.

El Estado mexicano fue un promotor directo del desarrollo mediante la creación de infraestructura industrial y agrícola y su política de promoción proteccionista. De esta forma, la de sustitución de importaciones creaba una ganancia extraordinaria en beneficio del capitalista industrial. (Rivera 1980, p.83)

6.2.2.2. la agroindustria en México en los años 50

 Con la caída de los precios internacionales de los productos básicos se bloqueó el ciclo de reproducción del capital mexicano y vino una subsiguiente etapa de crisis y recesión económica hasta que se presentó una nueva alternativa para incrementar la acumulación del capital en los países más industrializados. Esta alternativa consistió, según Rivera, en que el flujo de divisas se “acrecentara en dirección a países en los que el desarrollo extensivo del capitalismo y el papel asumido por el Estado habían creado una infraestructura industrial suficiente que aseguraba la rentabilidad del capital externo.” México tenía dicha infraestructura.

  Por consiguiente, el Estado mexicano instrumentó cambios en su política económica para ampliar la captación de capital externo. Con estas medidas y con las condiciones materiales existentes, México se convirtió en uno de los principales importa-dores de capital en el mundo entero.

De esta forma, el Estado mexicano se enfocó en la constitución o ampliación del sector público y semipúblico de empresas orientadas a la producción de bienes y servicios cuya venta a muy bajo precio, elevó la rentabilidad general del capital en la industria. Así, según Rivera, “las exportaciones industriales empezaron a crecer más rápidamente que las exportaciones totales” con lo que se superó la deficiencia del comercio exterior.

Sin embargo, la gran mayoría de los productores industriales nacionales mantuvo un papel pasivo en el ámbito tecnológico, cayendo en la dependencia de la asistencia técnica de los proveedores externos.

 Por tal razón, se buscó compensar la ausencia de actividad tecnológica a través de una política a favor del incremento del “valor agregado nacional.” Esta fórmula, derivada de la preocupación por el aumento de la cantidad sobre la calidad de la producción, pre-tendía justificar la reinserción internacional con escasa innovación, lo que forzosamente se traducía en desequilibrios permanentes en las cuentas externas, así como también en la pérdida de terreno ganado en el comercio mundial.

 6.2.2.3 LA AGROINDUSTRIA EN MÉXICO EN LOS AÑOS 60

 Para Rivera, en la década de los 60 del siglo XX, hubo a grandes rasgos, “predominio de un modo de producción específicamente capitalista, [lo que implica] la supeditación del trabajo a la gran industria”, gracias a la “ayuda para el desarrollo” que es manifestación del Plan Marshall mediante proyectos de relevancia. Lo que hace que se incremente el grado de complejidad de la sociedad, derivado por la división social del trabajo. El cuadro que sigue muestra en porcentaje la evolución de la población.

 Los grupos que tomaron fuerza fueron la burguesía monopólica, representada por las grandes empresas transnacionales; y el bancario–financiero por el papel que desempeñaban en la vida económica y política del país, más consumista y más  dependiente de los servicios financieros.

 De esta manera la expansión de la economía mexicana en este periodo se hizo  más dependiente de la economía mundial, lo que a su vez implicó:

1)      La transformación del sector exportador de simple a complejo, cada vez más diversificado en productos manufacturados y semi-manufacturados.

 2)      La importación de maquinaria, equipo y herramientas, es decir tecnología, con lo que se desequilibra el capital importado.( (Rivera 1980, p.93)

 Desde mediados de esta década se observó más fuertemente el desarrollo desigual entre la agricultura y la industria, cuyo principal indicador era el monto de inversión registrado en cada uno de estos sectores. La economía tuvo a partir de 1968, una nueva tendencia hacia la baja acentuándose progresivamente.

Año

Total

% Total

sector 1

% sec. 1

sector 2

% sec. 2

sector 3

% sec. 3

1950

8,272

100

4,824

58.32

1,319

15.95

2,129

25.74

1951

8,532

100

4,940

57.90

1,386

16.24

2,206

25.86

1952

8,800

100

5,057

57.47

1,457

16.56

2,286

25.98

1953

9,077

100

5,178

57.05

1,530

16.86

2,368

26.09

1954

9,373

100

5,302

56.57

1,608

17.16

2,453

26.17

1955

9,657

100

5,427

56.20

1,688

17.48

2,542

26.32

1956

9,961

100

5,556

55.78

1,772

17.79

2,633

26.43

1957

10,274

100

5,687

55.35

1,859

18.09

2,728

26.55

1958

10,597

100

5,821

54.93

1,950

18.40

2,826

26.67

1959

10,930

100

5,957

54.50

2,045

18.71

2,928

26.79

1960

11,274

100

6,097

54.08

2,144

19.02

3,033

26.90

1961

11,466

100

6,011

52.42

2,228

19.43

3,127

27.27

1962

11,661

100

5,920

50.77

2,313

19.84

3,428

29.40

1963

11,859

100

5,824

49.11

2,401

20.25

3,634

30.64

1964

12,060

100

5,722

47.45

2,491

20.66

3,847

31.90

1965

12,265

100

5,616

45.79

2,584

21.07

4,065

33.14

1966

12,473

100

5,505

44.14

2,678

21.47

4,290

34.39

1967

12,685

100

5,388

42.48

2,776

21.88

4,521

35.64

1968

12,901

100

5,266

40.82

2,876

22.29

4,759

36.89

1969

13,120

100

5,138

39.16

2,978

22.70

5,004

38.14

Cuadro 3.- “Participación de la PEA ocupada y remunerada con respecto al total, por sector económico.” Fuente: NAFINSA. “La economía mexicana en cifras.” México. 1981, pp. 14, 15 y 33.

  Obsérvese en el cuadro No. 3 cómo la participación del sector 1 decrece con el paso del tiempo a razón de alrededor de medio punto porcentual hasta 1961; en adelante es mayor de un punto porcentual; mientras que los sectores 2 y 3 crecen muy lentamente los primeros 11 años y luego, este último, a grandes zancadas. 

 De esta forma la supuesta rápida industrialización de las décadas anteriores no se consolidó en los hechos significativamente y por otra parte, las condiciones de vida de sus habitantes cada vez más se vinieron desmejorando.

 

6.2.2.4 LA AGROINDUSTRIA EN MÉXICO EN LOS AÑOS 70

 Para entender el periodo de la década de los 70 del siglo anterior, existen dos fases clave. La primera se extiende hasta 1976 y concluye con la crisis de ese año, debido a los problemas estructurales de la economía mexicana y la subsecuente recesión mundial. Se dio un rápido crecimiento entre 1972 y 1974 que coincidió con el boom de la economía mundial. (Rivera 1980, p.97)

 La segunda fase, se encuentra a partir de 1977 y comprende la conclusión de la crisis en ese mismo año; y desde 1978 un nuevo auge basado en las exportaciones petroleras, así como también una racionalización de la gestión económica del Estado. (Rivera 1980, p.97)

 Al inicio de la década de los 70 la economía mexicana resentía el descenso de la rentabilidad del capital producto del aumento del capital fijo acumulado; es decir maquinaria; durante los años anteriores, así como por el incremento de los precios agrícolas y el encarecimiento de la mano de obra.

Para 1971 la economía mexicana vivía la caída de la demanda externa de sus productos industrializados y agrícolas, así como también un aumento de desempleo propi-ciado por la recesión de la economía norteamericana, ya que era dependiente de ésta.

 Al no permitir migrantes, Estados Unidos aceleró la industrialización en la zona fronteriza del norte y al mismo tiempo las nuevas exportaciones industriales mexicanas habían penetrado hondamente en su mercado, dada la pérdida de competitividad de sus productos. En palabras de Rivera: “el estancamiento relativo [de su economía significó] una aceleración de la inversión norteamericana en México.” De esta forma el sector agrícola creció al 0.5 %  anual,  mientras que el industrial lo hacía al 5.1 % entre los años 1970 y 1976. (Rivera 1980, p.100)

Sin embargo, el crecimiento desigual alcanzó finalmente las entrañas del sector industrial. Mientras que unos sectores se vieron beneficiados significativamente por las altas cantidades de inversión, otros no tuvieron más remedio que recortar sus esfuerzos.

 Poco después el Estado instrumentó una política expansionista en la cual pretendía  mantener el ritmo de crecimiento de su economía, así como también favorecer un desarrollo más armónico y justo del capitalismo, lo que... significaba el subsidio a los campesinos, la redistribución del ingreso, el control de la inversión extranjera y de los mono-polios, la búsqueda de una mayor autonomía frente a Estados Unidos, etc.

Con la aplicación del programa de inversión pública, en 1972, se logró recuperar la tasa de crecimiento del PIB y la mantuvo alta hasta 1974 con cerca del 7 % anual. Luego ésta comenzó a disminuir hasta llegar al 2 % en 1976. (Rivera 1980, p.101)

 como resultado del rápido desarrollo industrial, de la abundancia de la fuerza de trabajo, de los ventajosos subsidios ofrecidos a los exportadores, de los precios y demandas mundiales hasta 1972, se registró un enorme avance de las exportaciones industriales, [cuya]... participación dentro del total exportado [pasó] de un 12 % en 1960 al 52 % en 1975... [Esto] implicó también una extraordinaria expansión de las importaciones de insumos, maquinaria y equipo, indispensables no sólo para mantener el crecimiento de la industria sino también paradójicamente, para sostener el crecimiento de las exportaciones industriales. (Rivera 1980, p.102)

En el rubro de comercio exterior se dio un incremento de las importaciones de los medios de producción sobrepasando las exportaciones, generando un grave problema de pagos con el extranjero exacerbado por el crecimiento de la deuda exterior. Así, el Estado tuvo que hacer frente a compromisos cada vez mayores, ya que “el pago por intereses sobre la deuda pública externa pasó de 217 millones en 1970 a 1,070 en 1976.”

 Fue así como  La recesión mundial de finales de 1973 fue el punto de partida que desequilibró las cuentas económicas con el extranjero. Para el régimen mexicano, todas las reformas e incrementos en tarifas de las empresas estatales, creadas para elevar los ingresos,  resultaron insuficientes.  Con esto,  se observaba que en el año  de 1975 la  crisis económica  era inminente.

El gasto público aumentó aproximadamente  a la  misma  tasa anual  que  los tres  años anteriores, [de 1973 a 1976] o sea, poco  más del 30 %... igualmente la desesperada búsqueda del Estado para disponer de fondos de inversión y sostener la tasa de acumulación lo llevó a aceptar las disponibilidades de crédito interno; en 1975 el sector público absorbió el 41 % del total del crédito otorgado por el Banco de México y por el sistema bancario privado... la escasez de crédito, las altas tasas de interés bancario se sumaron a los problemas de rentabilidad que pesaban sobre la inversión privada, de manera que su crecimiento fue casi nulo en 1975 y en 1976. (Rivera 1980, p.103)

De esta manera, el Estado mexicano tuvo que cancelar la política expansionista hundiendo así a la economía en una profunda crisis; se inició una política de austeridad supervisada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), lo que produjo, en un principio, consecuencias peores: fuga de capitales, quiebra de diversas empresas, despidos, pobreza, la caída de los salarios reales y, posteriormente, el establecimiento de los topes salariales.

Afortunadamente, la economía mexicana se vio favorecida por una recuperación económica más fuerte y más rápida que la de Estados Unidos y la del resto de los países industrializados. Con esto, se reactivaron las exportaciones de capital y de turismo hacia nuestro país, lo que ayudó a restaurar la balanza de pagos y la economía nacional.

 La política económica del régimen López portillista, al buscar orientar la economía mexicana  en su perspectiva de  recuperación  posterior,  generó diversas  contradicciones pues la recuperación consistente exigía poner en práctica determinadas medidas que repercutirían estimulando la inflación. Esto es, el gasto público de 1977, que aumentó un 42 % en relación al año anterior, fue orientado principalmente hacia la producción de petróleo y hacia el turismo concentrándolo en el terreno más productivo de la captación de divisas.

 De esta forma, el volumen de producción, al igual que los precios respectivos, se triplicaron en cinco años, significando así, una tasa de crecimiento de más del 26 % anual. Es de notarse que el ritmo de crecimiento, y más concretamente los ingresos, hayan crecido explosivamente en el último año y medio del decenio. Es la consecuencia de tres factores:

Un crecimiento más rápido de la producción a partir de 1978.

 Un crecimiento espectacular de los precios a partir de 1979, muy superior al de los 3 años anteriores.

 Un porcentaje más alto de exportaciones (en 1977-1978 se exportaba casi 30 % del total producido y en 1980, poco más del 50 %).

En el sector agrícola, la inversión pública se mantuvo baja y selectiva con miras a la exportación de productos con precio alto como el café. (Rivera, 1980,102.)

Además, se tuvo una participación importante de la inversión extranjera en diversas ramas de la industria pesada, conjuntamente con los grupos económicos nacionales más fuertes, tales como: la producción de papel y celulosa, de caucho y de maquinaria y equipo de transporte. Es por ello que “la recuperación de la producción industrial se basó en un incremento de la eficiencia productiva, que se difundió y consolidó en las empresas de mayor densidad de capital así como en el descenso apreciable del consumo de los trabajadores.”

  En el año de 1979 la inversión privada creció 5 % más respecto del año anterior, creando un aumento en la capacidad productiva de algunas ramas industriales y de servicios como la automotriz, la petroquímica secundaria, la hotelera, etc. Este crecimiento se debió principalmente, al otorgamiento de generosos subsidios y exenciones tributarias, pues se intenta influir sobre la localización geográfica de la empresa, favoreciendo la eficiencia productiva mediante el des congestionamiento de las zonas de mayor densidad  y aprovechar la infraestructura portuaria para lograr mayores volúmenes de exportación a costos remotamente bajos y así competir con el mercado internacional. (Rivera 1980, p.103)

 De esta forma se establecieron tres zonas geográfico-económicas en el territorio nacional, para que el desarrollo industrial se dé a lo largo y ancho del país, éstas son:

ZONA I-A.- Es la de mayor prioridad. Promueve la descentralización industrial y el aprovechamiento  del sistema portuario y  la infraestructura que la rodea. Se ubica en torno a los principales puertos industriales del país (Tampico, Coatzacoalcos, Salina Cruz y Lázaro Cárdenas).

 ZONA II-B.- Se denomina de prioridad para el desarrollo urbano industrial. Abarca todas las ciudades medias del país.

ZONA III-C.- Se localiza en torno al área metropolitana de la ciudad de México y no concede subsidio o exención alguna, ya que se pretende descongestionar esta área.(Villareal, 2008,p56)

 Con esto, en palabras de Villarreal, se le daba “prioridad al desarrollo regional, a la preservación del medio ambiente y al aprovechamiento racional de los recursos natura-les… [Cuyas] dos orientaciones básicas de ésta son: revertir la inercia concentradora de la ciudad de México e integrar a las regiones del norte, sureste y de la parte central de las costas al desarrollo nacional.”  

La descentralización industrial en México tiene como antecedente al Plan Nacional de Desarrollo Urbano, que data de mayo de 1978 y cuyo objetivo principal es “racionalizar la distribución  del territorio nacional,  de las actividades económicas y de la población, localizándolas en las zonas de mayor potencial del país.” Para ello, las ciudades de tamaño medio y semi-industrializadas es decir, de alrededor de 25,000 personas, son las que parecen ser las más adecuadas para revertir el fenómeno industrial de esta conglomerada zona urbana.

 De acuerdo con Garza, existen tres patrones generales de localización para estimular industrialmente a algunas ciudades: “1).- de orientación según los recursos naturales y materias primas de la región. 2).- orientación al mercado y 3).- orientación a las economías externas y de urbanización.” Con esto se pretendía agrandar a las ciudades medias con el fin de competir con la ciudad de México por el mercado de productos.

Por otra parte, para que ésta sea efectiva se tendrá que resolver el problema de transportación de mercancías mediante la infraestructura adecuada logrando un recorte en el costo de la producción y traslado. Otros de los factores que determinan el próximo establecimiento de la industria en las ciudades medias son: los servicios urbanos con que cuenta, la legislación, el transporte de pasajeros y de carga y la infraestructura general necesaria para el crecimiento de la mancha urbana.

 6.2.2.5 LA AGROINDUSTRIA EN MÉXICO EN LOS AÑOS 80

En la década de los 80, el desarrollo industrial de México se ha dado bajo un esquema de mayor competencia con el exterior. Las zonas costeras, las fronteras y en particular los llamados puertos industriales, adquieren relevancia particular como áreas de desarrollo tanto industrial como de servicios turísticos. También diversas ciudades medias y  algunos puntos geográficos estratégicos son influenciados por la inversión para el desarrollo industrial. (Rivera 1980, p.105)

 A grandes rasgos, los ochenta fueron la época de los programas macroeconómicos de ajuste estructural, cuya iniciativa y ejecución corrieron por cuenta del BM y el FMI. Con esto se pretendía integrar a México en una economía globalizante donde intervienen todos los países.

 Se justificó a partir de la noción de que no puede haber un desarrollo duradero sin moneda estable, por lo que se procuró la liberalización del comercio y finanzas públicas relativamente en auge, para mejorar las condiciones básicas del desarrollo autónomo. Ello fue hecho al principio sin tomar en cuenta debidamente las necesidades sociales y ecológicas que ya presentaban cierto nivel de agotamiento y contaminación.

6.2.2. LA PLANEACIÓN FISCAL EN LA ÉPOCA ACTUAL

Llevando la planeación a un plano actual como bien lo maneja Hess (2004,p 12-13) en los principios del siglo XXI la planeación es considerada una necesidad.

Necesidad para el gobierno, ya que es el mejor instrumento de combatir técnica y racionalmente la defraudación burda y simple en la que incurre el contribuyente mal informado y asume sobre si una postura y conciencia de delincuente común. Siempre resultara mejor el cultivo de conductas como la de inducirlo a planear dentro del marco lega, pues esto conlleva el beneficio que se dirija de la reversión  de la riqueza de los ámbitos sociales necesarios a la comunidad.

La planeación fiscal necesita además de la optimización económica de recursos lo siguiente:

Se abstendrá de quebrantar la ley- con el consiguiente ahorro administrativo del estado para vigilar y enjuiciar.

Se responsabilizará de su seguridad jurídica- con el consecuente efecto de honestidad.

Se colocara dentro del contexto de sus derechos cívicos- lo que ubicara en mejor posición para demandar lo que a su interés convenga para efectos de actuación de los funcionarios públicos.

Pol lo tanto la planeación fiscal en nuestros tiempos es una derivación jurídico económica de la base misma de sustentación del estado como tal debiéndose ejercer en consideración a factores tanto como de orden jurídico como de orden económico  o incluso la combinación de ambos.

La situación actual de la planeación fiscal se puede ubicar como el acoso de las autoridades ante esta practica que se han comenzado a utilizar las empresas como una medida  al a disminución dela carga impositiva que han dejado los antecedentes económicos del país, sin embargo estas esta practica que las autoridades fiscales ven como indebida y es traducida por ellos en evasión fiscal, es una practica muy concurrida en la actualidad por las empresas ya que por medio d esta las empresas logran eficientar  la utilización de los recursos, sus procesos productivos y sobre todo el aprovechamiento máximo de los recursos de los beneficios fiscales que las diferentes leyes proporcionan al contribuyente, disminuyéndoles los impuestos que den pagar a las autoridades fiscales. Es así como la planeación fiscal busca los caminos por los cuales los empresarios logran retirar utilidades y elevar sus recursos económicos de forma licita, pero sin pagar impuestos por esos recursos.(Sánchez, 2004 p.110)

6.3 CONOCIMIENTOS GENERALES RELACIONADOS CON LA PLANEACION FISCAL

6.3.1 INTRODUCCION A LA PLANEACION FISCAL

La naturaleza de toda planeación es sin lugar a dudas el control, no únicamente como medio de asumir la realidad en forma ordenada y dirigible, sino también como manera de abordarla para hacerla comprensible, siendo el trasfondo del control la capacidad de racionalizarla, tal y como corresponde a la esencia distintiva de lo humano. Dicha racionalidad ha sido motivo de profundos estudios de análisis por parte de la administración.

Las opciones o alternativas pueden estar explícitamente establecidas en la ley, reglamentos y disposiciones federales, estatales y municipales de carácter impositivo, derecho común, leyes mercantiles, laborales, diversos códigos, convenios tributarios con otros países, diarios oficiales, jurisprudencias, tesis aisladas, criterios de la autoridad, doctrina legal y fiscal.

Si bien la planeación fiscal como tal es legítima, en la práctica puede ser complicado distinguir entre una conducta lícita de otros actos ilícitos como son: la elusión fiscal, la simulación fiscal, la evasión fiscal, el fraude o delito fiscal; por lo que es importante que exista una razón de negocios, que se tenga un objetivo determinado que no sea exclusivamente la obtención de un beneficio fiscal y que éste mas bien sea una consecuencia de aquél. Como en toda actividad, en el caso de la disciplina fiscal, es necesario prevenir antes que corregir, anticipar en vez de reaccionar, darle un rumbo, un destino a la empresa y no permitir que naufrague a la deriva.

La actividad empresarial y profesional en México se hace a través de personas físicas y morales, y como personas no hay dos iguales, porque aunque manejen el mismo giro sus características intrínsecas son diferentes; por lo que la planeación fiscal se tiene que diseñar como traje a la medida, no hay machotes, los elementos de que se vale el asesor son básicamente la información documental y las entrevistas con los diferentes responsables, para conocer que es lo que quieren o esperan y a su vez explicarles cuales son los alcances de dicha planeación; porque a veces se piensa que la planeación es en automático, es para no pagar impuestos, lo cual en sí mismo es un error de información

De ello se deriva que cada contribuyente, sujeto de obligaciones y derechos frente al Estado, busque planear estratégicamente y de manera efectiva el cumplimiento de éstas en el ámbito fiscal.

Aunado a las circunstancias actuales de la economía nacional, en que hoy en día cobra mayor importancia el pagar justo lo que debe pagarse; no generar mayores e innecesarias erogaciones, sólo las mínimas e indispensables.

 

6.3.1.1 CONCEPTO DE PLANEACION FISCAL

Si bien exigen una discusion, para ver si la planeación es elusión por lo que a continuación se dice:

La optimización de las obligaciones sustantivas y colaterales a que está obligado el contribuyente, apegada a derecho.(CORONA, 2007, p, 7.)

En términos generales, se puede afirmar que planeación fiscal es el estudio previo de determinados hechos, encuadrándolos dentro de las disposiciones fiscales vigentes, con el fin de lograr las máximas ventajas posibles en materia fiscal.(Arroyo, 2004, p.11)

La que realiza el Gobierno, a través de sus órganos representativos, para instrumentar los medios de recaudación y así combatir técnica y racionalmente la defraudación burda y simple en la que incurre el tributante mal informado y que asume sobre sí una postura y conciencia de delincuente común, huidizo y simulador.(Diep,1999, 50,51)

Es aquí en donde se empieza a discrepar con respecto al enfoque se le da  a la planeación fiscal, este es un concepto mas conservador y mas a pegado  a lo que la autoridad quiere.

A continuación definiciones mas claras y  con justificación mas amplia del porque la planeación no es sinónimo de elusión.

la que realizan los gobernados para cumplir, dentro de la ley, con las obligaciones tributarias que el Gobierno les imponga, es decir, reduciendo o suprimiendo las cargas tributarias al máximo posible mediante medios propios y por simple salvaguarda de sus intereses económicos. Absteniéndose así, de transgredir la ley –con el consiguiente ahorro administrativo del Estado para vigilar y enjuiciar-; responsabilizándose de su seguridad jurídica –con el consecuente efecto de honestidad-; y, ubicándose dentro del contexto de sus derechos cívicos –lo que los coloca en mejor posición para demandar lo que a sus intereses convenga respecto a la actuación de los funcionarios públicos (Ocampo, 2007, p 32)

 Según Farjado (2008:56)la planeación fiscal Consiste en fijar el curso concreto de acción que ha de seguirse, estableciendo los principios que han de orientarlo, las secuencias de tiempos y de números necesarios para su realización. En función de lo anterior se puede indicar que la planificación tributaria es un enfoque formal que consiste en la previsión y evaluación de los resultados de las decisiones administrativas de una empresa para un periodo determinado, en lo que se refiere a los distintos impuestos a que está afecta la misma, así como la forma de pago y la obtención de la contribución.

Independientemente de que una empresa aplique o no un programa de planificación fiscal, los aspectos tributarios y financieros van estrechamente relacionados, por lo que deben estar incluidos en un programa de planificación total a fin de coordinarlos de manera efectiva

Por lo tanto, la planeación fiscal de nuestro tiempo es una derivación jurídico-económica de la base misma de sustentación del Estado como tal, debiéndose ejercer en consideración a factores tanto de orden jurídico como de orden económico, o incluso de la combinación de ambos.

6.3.1.2 OBJETIVOS DE L PLANEACION FISCAL

• Prevenir al contribuyente sobre cualquier suceso o evento fiscal que ocurra y tenga consecuencias importantes en el normal desarrollo empresarial.


• Seleccionar la mejor alternativa para optar por la aplicación del régimen tributario que permita lograr ahorros financieros y respiro fiscal.


• Evitar la aplicación y el pago de impuestos innecesarios


• Obtener una mejor capacidad de adaptación de la empresa a las nuevas reformas fiscales.


• Estar preparada para adoptar con éxito cualquier cambio de la legislación fiscal que tenga como consecuencia una afectación o perjuicio económico.

En estos objetivos que plantea Corona (2007:12) nos habla acerca de prevenir, de seleccionar alternativas, y del como una empresa debe enfrentar los cambios de las reformas fiscales. Que s el enfoque que se le esta dando a nuestra investigación.

6.3.1.3 ETAPAS DE LA PLANEACION

Dicha actividades se recomienda basarlas en un Plan de Excelencia Fiscal ya que cada empresa tiene un manejo de su negocio y necesidades distintas, sin considerar que las estructuras accionarias suelen tener ciertas particularidades.

Para Martínez (2001:p 38)la planeación fiscal cuenta con las siguientes etapas:

Análisis.- Su objetivo es identificar el estado actual desde el punto de vista fiscal, jurídico, financiero, etc. del contribuyente o grupo de empresas, que serán objeto de la planeación. Es la base de la planeación fiscal ya que es aquí donde se determinan cuáles son las características particulares respecto a su funcionamiento, capacidad de generar ingresos, giros, etc.

Diagnóstico.- Posterior al análisis realizado se tendrán los elementos que permitan determinar las posibles soluciones que servirán de base para la toma de decisiones.

Alternativas.- En esta parte del proceso se deberá hacer un análisis conjunto entre los asesores y los accionistas de la empresa para determinar cual es la mejor alternativa y se determinaran los procesos a seguir.

Implantación.- Una vez que se han tomado acuerdos se deben de aplicar los mismos. Estos acuerdos pueden involucrar a especialistas de otras áreas, en su caso.

Mantenimiento.- El resultado de una correcta estrategia puede verse afectado si no se siguen políticas permanentes adecuadas, por lo que es indispensable conseguir un acercamiento directo en la operación del negocio y coordinar las actividades fiscales de manera permanente. Adicionalmente cualquier estrategia que se decida implementar no será permanente por lo que es recomendable darle un seguimiento puntual para que en caso de ser necesario, se adecue a los cambios en el entorno de negocios.

En la continua búsqueda de optimización de los recursos financieros, la planeación fiscal adquiere una importancia significativa como herramienta administrativa capaz de producir beneficios económicos.

Sobran definiciones de lo que es la planeación fiscal, bastará con señalar que su objetivo básicamente es: abatir, atenuar o diferir la carga fiscal de toda operación, siempre dentro del marco jurídico fiscal vigente y contando con el soporte documental que demuestre la licitud de los actos.(martinez,2001, p 42)

Las opciones o alternativas pueden estar explícitamente establecidas en la ley, en otros casos los beneficios son implícitos y deben obtenerse de la interpretación armónica de las leyes.

Si bien la planeación fiscal como tal es legítima, en la practica puede ser complicado distinguir entre una conducta lícita de otros actos ilícitos como son: la simulación fiscal, la evasión fiscal, fraude o delito fiscal, por lo que es importante que exista una razón de negocios, que se tenga un objetivo determinado que no sea exclusivamente la obtención de un beneficio fiscal y que éste mas bien sea una consecuencia de aquel.

Como en toda actividad, en el caso la disciplina fiscal, es necesario prevenir antes que corregir, anticipar en vez de reaccionar, darle un rumbo, un destino a la empresa y no permitir que naufrague a la deriva.

La planeación fiscal no tiene límites en si, lo que pudiera estar limitado es la capacidad y creatividad técnica del especialista de la materia, el cual ante todo debe tener una actitud inquisitiva, ética profesional, proactividad, etc.

.Los resultados de la planeación fiscal no son siempre de realización inmediata, por lo que existe la oportunidad de planear a mediano y largo plazo, con base a estimaciones de cambios en la ley y la seguridad jurídica que pudiera emanar de la misma.

6.3.1.4  JUSTIFICACIÓN DE LA PLANEACIÓN FISCAL

Según  Diep (1999:53) Existen justificaciones que explican o exponen las causas subyacentes que le dan carta de naturalización en el ámbito de la realidad a la planeación fiscal, estas son:

• Una justificación económica
• Una justificación jurídica

Para Diep (1999:53)  la planeación fiscal Tiene una justificación económica, ya que las actividades económicas de los sujetos son las únicas que pueden motivar la causación del tributo; puesto que en ellas radica el principio mismo de la economía –‘máximo de rendimiento con el mínimo de sacrificio’- no se emprenderá actividad alguna, dentro de ese orden, que no pretenda ir mas allá de un mero índice de eficacia, la optimización máxima de la acción.

Así pues, si el tributo constituye una disminución del rendimiento, no existe razón alguna para que no pueda intentarse contra él la misma clase de esfuerzo que se emprendió contra otros factores u obstáculos que se oponían al alcance de tal optimización.

Asimismo, señala porque tiene una justificación jurídica: son, como se sabe, de tres tipos distintos las fuentes de las obligaciones en materia de Derecho, será obvio que con un respeto pleno por las ‘meramente legales’, incontrovertibles y rígidas, cabe perfectamente evitar la conjunción de hechos y disposiciones de las obligaciones ‘ex - lege’ (según ley) y ejercer plena libertad para contratar y obligarse en la forma que mejor convenga con las puramente ‘voluntarias’. Diep (1999:54)

En un plano meramente secundario se le puede atribuir otro tipo de justificaciones a la Planeación fiscal, estas son:

• Una justificación social
• Una justificación cultural
• Una justificación política

Para Diep (1999:53)  Tiene una justificación social ya que el ahorro obtenido legalmente del tributo, se revierte en un mayor beneficio para el Estado, ya sea a través de la reinversión que realiza el contribuyente dentro de su empresa creando nuevas fuentes de empleo y, consecuentemente de tributos; o bien, simplemente por el incremento del gasto o ‘consumismo’ para incrementar deducciones, actitud que incentiva la producción, el movimiento económico y el producto nacional bruto, -cosas que también benefician al Estado- y que son la razón de subsistencia o la costeabilidad de múltiples giros industriales y comerciales.

La planeación fiscal tiene una justificación cultural ya que obedece a una elaboración intelectual. No es el producto de un mero empirismo operativo. Ello favorece al Estado porque la comunidad se beneficia mucho más del conocimiento de la Ley que de su ignorancia.( Diep 1999. P, 53)

La racionalización de la temática tributaria, su conceptualización en un contexto de índole económica y hasta la discusión o enjuiciamiento de las disposiciones legales, tesis, criterios y demás tópicos alusivos, configuran en mayor grado los índices de culturización de un pueblo que, de otro modo, se degrada en el fraude, la simulación o la ocultación, ello por mera impotencia intelectual para racionalizar sus problemas y resolverlos.

Asimismo, la planeación fiscal tiene una justificación política, ya que son los propios ciudadanos con su práctica cotidiana, quienes le abren los ojos al legislador sobre las imperfecciones de las leyes, y nadie se los abre más que quienes ejercen y aplican la planeación fiscal. (Diep 1999. P, 54)

6.3.1.5.  FINALIDAD DE LA PLANEACIÓN FISCAL

La finalidad de la planeación fiscal consiste en optar por la mejor forma legal de los regímenes tributarios vigentes para los intereses de la empresa y el mejor de los métodos alternativos para lograr ahorros financieros en aplicación del régimen adoptado, que al mismo tiempo asegure que la empresa se encuentra protegida e incursa en el régimen fiscal correcto, evitándole correr riesgos innecesarios, a cometer delitos e infracciones fiscales o hacer impráctica la transacción económica. (Ocampo, 2007, p 37)

Como se puede leer la finalidad  de la planeación fiscal es económica, ya que por medio de esta estrategia la empresa podrá administrar mejor sus recursos financieros, evitando riesgos innecesarios.

6.3.2 DEFINICIÓN DE AGROINDUSTRIA

La definición de agroindustria que se utiliza para fines laborales es la dada en reglamento a la Ley de Incentivos para la Producción Industrial (Ley #7017 del 16 de diciembre 1985), que define:

Agroindustria es aquella actividad que procesa recursos naturales, es decir industrializa materias primas agropecuarias, forestales y provenientes de la pesca.

Con esta definición se incluye todas las actividades relacionadas con el agro, como son la agroindustria de alimentos, industria de la madera, industria textil del cuero y del tabaco.

Por consiguiente para definir la Agroindustria Rural, se dice que es:

La actividad que permite a los pequeños y medianos productores agrícolas, aumentar su participación en la formulación del precio del producto final, al asumir etapas de la cadena post-cosecha, como almacenamiento, la transformación, el empaque, el transporte y la comercialización, en forma tal que concuerden con la lógica campesina en cuanto al tamaño, escala de producción, inversión y rentabilidad

Se ha distinguido la Agroindustria Alimentaria de la Industria Alimentaria ya que ésta última incluye materias primas importadas o de origen sintético como las bebidas gaseosas. Por lo tanto Agroindustria Rural Alimentaria se define:

Actividad que permite, directa o indirectamente a los pequeños productores valorizar su producción a través de la ejecución de pasos post-cosecha de la cadena alimentaria, las cuales pueden comprender el almacenamiento, la transformación, la conservación, el empaque, el transporte y la comercialización de productos. (Ley #7017 ,1985)

6.3.2.2  TIPO DE ORGANIZACIÓN DE LAS AGROINDUSTRIAS NACIONALES

En las empresas agroindustriales del país, la organización jurídica que predomina es la Sociedad Anónima, con un 59% del total de las agroindustrias.

Por el contrario, la organización que utilizan menos las agroindustrias es la Asociación, con solo un 2%. Esta situación se ve reflejada no solo a nivel nacional sino que se presenta en las seis regiones del país.

La organización Sociedad con Responsabilidad Limitada (R&L), la tienen el 11% de las empresas; y funcionan como Cooperativas únicamente el 7% de ellas.

El 20% del total de las empresas agroindustriales tienen una organización diferente a las mencionadas anteriormente. Estas pueden ser Sindicatos, Unión de Productores entre otras.(INEGI, CENSO, 20005)

Como bien las estadísticas nos muestran las empresas agroindustriales están conformadas  en su mayoría por empresas bajo la figura jurídica de sociedad anónima.

3.4.1.4. ASPECTOS INSTITUCIONALES

3.4.1.4.1. JUSTIFICACIÓN

La agroindustria es una actividad estratégica para la economía nacional y su funcionalidad debe hacerse con base en estudios y análisis, que permitan el aumento de la productividad de las diferentes ramas que conforman el sector agroindustrial Dentro del sistema agroindustrial, no sólo deben analizarse la eficiencia de los diferentes sectores, sino también deben proporcionarse las herramientas para el aumento de la productividad en cada eslabón de la cadena agroindustrial.

La Agroindustria es un sistema articulado en el cual interactúan elementos originados en diferentes sectores de la economía, como lo son el suministro de materia prima, tecnología, procesos, normas de calidad, inteligencia de mercados, capacitación, financiamiento, promoción de inversiones y organización para la comercialización; visualizándose así cada uno de los componentes y sus interrelaciones.

En nuestra economía estas actividades son competencia de diferentes sectores y dentro de éstos, varias instituciones y programas. De ahí la necesidad de crear la Dirección de Desarrollo Agroindustrial, instancia que se encargue de armonizar políticas y acciones para lograr un desarrollo agroindustrial global e integral.

 

 

 

6.3.3 SOCIEDADES ANÓNIMAS DE CAPITAL VARIABLE

6.3.3.1 DEFINICIÓN

Las Sociedades de Capital Variable son aquellas en las que el capital social es susceptible de aumento, por aportaciones posteriores de los socios o por admisión de nuevos socios, y de disminución por retiro parcial o total de las aportaciones, sin modificar la escritura constitutiva.(LGSM, 2009)

Las Sociedades de Capital Variable mexicanas no son una especie diferente de las sociedades mercantiles reconocidas por la Ley General de Sociedades Mercantiles, sino una modalidad que pueden adoptar todas ellas al momento de su constitución o después de ser constituidas.

Aunque la diversidad de autores en el tema es bastante extensa, la propuesta presentada a continuación, es la que desde mi muy particular punto de vista nos pareció mas completa.

Es una sociedad mercantil capitalista, con denominación y capital fundacional, representado por acciones nominativas suscritas por accionistas que responden hasta por el monto de su aportación. (MASCAREÑAS, 1994, p 352)

6.3.3.2 CARACTERISTICAS DE LAS SOCIEDADES ANOMINAS

Según nos menciona Mascareñas(1994:352) las sociedades tienen 2 principales características las cuélales son:

1.- La constitución simultánea o instantánea o por suscripción privada.

2.- La constitución sucesiva o por suscripción pública.

 

 

1. De la constitución simultánea:

En esta forma la sociedad se constituye por la comparecía, ante un notario público de las personas que otorguen la escritura social y esta escritura debe contener todos los requisitos que en lo general son necesarios para la constitución de las sociedades inclusive su inscripción en el regidor público de comercio, más lo siguiente:

  1. Indicación de la parte exhibida del capital social.
  2. Indicación del número, valor nominal y naturaleza de las acciones en que se divide el capital social.
  3. Indicaciones de la forma y términos en que debe pagarse la parte no exhibida de las acciones.
  4. La indicación de la participación que se concedan a los fundadores en las utilidades.
  5. El nombramiento de uno o varios comisarios.
  6. La indicación de las facultades de la asamblea general y las consideraciones para la valides de liberación, así como para el ejercicio de su derecho de voto. (MASCAREÑAS, 1994, p 355)

2. De la constitución sucesiva o por suscripción pública:

Por la constitución sucesiva de una sociedad se entiende la venta de las acciones al público que conformará el capital social para los cuales los fundadores deben de redactar y depositar en el Registro Público de Comercio un programa que deberá contener el proyecto de los estatutos o los requisitos señalados para su constitución.

Cuando la Sociedad Anónima se constituya por suscripción pública, los fundadores redactarán y depositarán en el Registro Público y de Comercio, un programa que debe contener el proyecto de los estatutos, conforme al artículo 92 de la Ley General de sociedades Mercantiles. Cada suscripción se formulará por duplicado dentro de los mismos ejemplares del programa y contendrá:

  • Nombre, nacionalidad y domicilio del suscriptor.
  • La cantidad / expresada con letra/ de las acciones suscritas; su naturaleza y valor.
  • La forma y términos en que el suscriptor se obligue a pagar la primera exhibición.
  • La especificación de bienes distintos al numerario, cuando las acciones se paguen con éstos.
  • La forma de hacer la convocatoria para la asamblea general constitutiva y las reglas conforme a las cuales deba celebrarse.
  • La fecha de suscripción
  • La declaración de que el suscriptor conoce y acepta el proyecto de los estatutos. (MASCAREÑAS, 1994, p 355)

Una vez suscrito el capital y hechas las exhibiciones legales, los fundadores publicarán la Comprobar la existencia de la primera exhibición prevenida en el proyecto de estatutos.

  • Examinar y aprobar, en su caso, el avalúo de los bienes aportados distintos del efectivo. Los suscriptores no tendrán derecho a voto con relación a sus propias aportaciones en especie.
  • Deliberar acerca de la participación en la utilidad que los fundadores se hayan reservado.
  • El nombramiento de los administradores, con la designación de quienes han de usar la firma social; y comisarios que deben ejercer durante el plazo señalado en los estatutos. (MASCAREÑAS, 1994, p 357)

Una vez aprobada por la Asamblea, la constitución de la sociedad, se procederá a la protocolización y registro del acta constitutiva y de los estatutos. Toda operación hecha por los fundadores, con excepción de las necesarias para constituirla, será nula con respecto a la misma, si no fuere aprobada por la Asamblea General.

En los estatutos o la Asamblea General de Accionistas podrán establecer la obligación para los administradores y gerentes de prestar garantía para asegurar las responsabilidades que pudieran contraer en el desempeño de sus encargos.

No podrán inscribirse en el Registro Público de Comercio los nombramientos de los administradores y gerentes sin que se compruebe que han prestado la garantía a que se refiere el artículo anterior, en caso de que los estatutos o la Asamblea establezcan dicha obligación.

6.3.3.1 AUMENTO DEL CAPITAL VARIABLE

Las formas o modos de realizar los aumentos del capital variable son comunes a todas las especies de sociedades; pero las formalidades para hacerlo difieren entre ellas.

Modos o Formas de Aumento. En lo que concierne a la forma de aumentar el capital variable, los aumentos del capital variable solo pueden realizarse mediante aportaciones de los socios actuales o de nuevos socios y no es lícito aumentarlo por capitalización de ciertas partidas del patrimonio, como las reservas legales y las de valuación y superávit que son intangibles. (MORENO, 1996.323)

Derechos de los Socios. Los socios tienen derecho a disponer, vía reparto de dividendos, de las utilidades retenidas así como de las reservas de previsión y de otras reservas voluntarias formadas con utilidades. Por ende, si así lo deciden en una instancia posterior, pueden aportar al capital variable de la sociedad los dividendos cobrados provenientes de esos conceptos, aunque también, pueden capitalizar dichas partidas en la parte variable del capital lo cual constituye una forma de aportación abreviada.(MORENO, 1996.323)

Derechos de Crédito. Tanto los socios presentes como los nuevos socios pueden aportar los derechos de crédito que tuvieren contra terceros o contra la propia sociedad..(MORENO,1996.323)

Obligaciones Convertibles en Acciones. El obligacionista es un acreedor de la sociedad y, en consecuencia, su caso es similar al del socio o al del acreedor que aporta sus créditos a la propia sociedad. (MORENO, 1996.323)

Bienes. La aportación de bienes está sujeta a las condiciones estatuidas en el artículo 141 de la Ley General de Sociedades Mercantiles y plantea la interesante cuestión de determinar si el reembolso por retiro de las aportaciones debe hacerse: a) con los mismos bienes aportados, si éstos no son fungibles; b) con otros de la misma especie y calidad, si fueren fungibles; o c) en numerario.

Bienes y Derechos no Susceptibles de Aportación. En términos generales, no son susceptibles de aportación los derechos personalísimos y bienes que por naturaleza o por disposición legal no están en el comercio. Tampoco son susceptibles de aportación, las reservas legales y las de valuación o revaluación y otras partidas del patrimonio intangibles porque los socios no tienen derecho a disponer de ellas sino hasta el momento en que se liquide la sociedad.
Las aportaciones de trabajo no caben ni en las sociedades de personas ni en las capitalistas porque no forman parte del capital social.

Formalidades para Aumentar el Capital Variable. Los socios tienen la facultad para determinar las formalidades que deben cumplirse para aumentar y disminuir el capital variable en todas las especies de sociedades.

Según moreno (1996:323) las  sociedades pueden estar configuradas de la siguiente manera:

• Sociedades sin Acciones. En consideración a que el contrato social de las sociedades sin acciones debe contener, además de las estipulaciones que correspondan a la naturaleza de la sociedad, las condiciones que se fijen por los socios para aumentar el capital social, nada impide que, en la sociedad en nombre colectivo y en la sociedad en comandita simple se delegue en los administradores la facultad de decretar los aumentos cuando se realicen las condiciones previstas.

• Sociedades por Acciones. Con arreglo a lo dispuesto por el segundo párrafo del artículo 216, de la Ley General de Sociedades Mercantiles en las sociedades por acciones, el contrato social o la asamblea extraordinaria fijarán los aumentos del capital y la forma o términos en que debe hacerse las correspondientes emisiones de acciones. Esto significa que, en todos los casos, corresponde a los accionistas decretar los aumentos de capital variable, ya sea al constituir la sociedad o en la época de adopción de la modalidad de capital variable o posteriormente, y que tal facultad no es delegable ni en la asamblea ordinaria, ni en los administradores.

Formas y Términos de Emisión de Acciones. Las formas de emitir las acciones son dos: una, que consiste en crear y en poner en circulación las acciones en cada caso de aumento de capital variable y, la otra, que consiste en crear acciones no suscritas que se conservarán en poder la sociedad para ser puestas en circulación y entregarse (expedirse) a los suscriptores a medida que vaya realizándose la suscripción del capital variable. Las acciones no suscritas son llamadas acciones de tesorería o de cartera.

Las acciones de tesorería deben ponerse en circulación precisamente al concluir el plazo o plazos previamente acordados por los accionistas fundadores o por la asamblea extraordinaria y que, en consecuencia, los otros órganos de la sociedad sólo podrán estar facultados para expedir títulos y para hacer las publicaciones a que se refiere el artículo 132 de la Ley General de Sociedades Mercantiles, pero no para emitir acciones porque ello equivaldría a decretar aumentos de capital.

6.3.3.3 DISMINUCION DEL CAPITAL  VARIABLE

La Ley General de Sociedades Mercantiles reconoce un solo modo y exige una sola formalidad para disminuir el capital variable en todas las especies de sociedades. Con arreglo a lo dispuesto por los artículos 213 y 220 de la Ley General de Sociedades Mercantiles el modo consiste en retirar parcialmente las aportaciones y la formalidad en notificar a la sociedad de manera fehaciente el retiro, en el concepto de que éste no surtirá efectos sino hasta el fin del ejercicio anual en curso, si la notificación se hace antes del último trimestre de dicho ejercicio, y hasta el fin del ejercicio siguiente, si se hiciere después.

La institución de las Sociedades de Capital Variable lleva implícita la idea de que éstas operan con un capital mínimo y otro máximo.

Capital Social Mínimo. El capital mínimo en ningún caso puede ser menor que el fundacional estatuido para la sociedad anónima, la sociedad de responsabilidad limitada y la sociedad en comandita por acciones, ni puede ser inferior a la quinta parte del capital inicial de la sociedad en nombre colectivo y la sociedad en comandita simple. Los aumentos y disminuciones del capital fijo están sujetos a todas las formalidades y requisitos de publicidad establecidos para modificar el capital social en las sociedades ordinarias. (Ley de títulos y operaciones de crédito. 2009, p 528)

Capital Social Máximo. El capital máximo es el límite superior del capital cuyo monto tampoco puede modificarse sin cumplir con las formalidades establecidas en la Ley General de Sociedades Mercantiles, para aumentar o disminuir el capital social de las sociedades ordinarias. (Ley de títulos y operaciones de crédito. 2009, p 528)

Formalidades. Las formalidades prescritas por la Ley General de Sociedades Mercantiles respecto a la modificación del capital social de las sociedades ordinarias son las siguientes:

• Sociedades en Nombre Colectivo y en Comandita Simple. En esta especie de sociedades las modificaciones al capital social deben ser decretadas por la junta de socios, en el concepto de que tanto los aumentos como las disminuciones deben ser consentidos por la totalidad de los socios, a menos que en el contrato social se pacte que pueda acordarse la modificación por mayoría de ellos (arts. 34 y 57, LGSM).

Publicidad. La publicidad es la divulgación de ciertos actos jurídicos exigida por la ley para que sean eficaces frente a las partes (los socios) y frente a terceros. En consecuencia, la publicidad es un requisito de eficacia, pero no de validez de los actos jurídicos. El hecho de que un acto sea válido porque se han observado todas las formalidades legales no significa que sea eficaz frente a terceros cuando la ley exige que se divulgue. Los requisitos de publicidad que la Ley General de Sociedades Mercantiles y el Código de Comercio son: a) el registral y b) el de publicación periodística. (Ley de títulos y operaciones de crédito. 2009, p 530)

6.3.4 LA PROPIEDAD INDUSTRIAL

6.3.4.1 INTRODUCCIÓN

La propiedad industrial constituye un que adquiere el inventor o descubridor con la creación o descubrimiento de cualquier producto relacionado con la industria, y el productor, fabricante o comerciante con la creación de signos especiales con los que aspira a diferenciar los resultados de sus trabajos de otros similares. La propiedad industrial designa los derechos sobre bienes inmateriales que se relacionan con la industria y con el comercio y a su vez determina que los nuevos productos o procedimientos que por su originalidad y utilidad deben ser de provecho exclusivo para su inventor; por otro lado regula las denominaciones del producto o del comerciante que sirven de atracción y convocatoria para la clientela. Los derechos de propiedad intelectual son derechos absolutos o de exclusión que requieren, para su válida constitución, la inscripción en el registro. Por otra parte, el interés general exige que las concesiones exclusivas de propiedad industrial no son perpetuas, y ello determina que las leyes concedan a los derechos citados un tiempo de duración distinto según las distintas modalidades que discriminen esta propiedad especial y temporal. Transcurrido el tiempo de existencia legal, caducan los derechos. La caducidad puede resultar por efecto de otros motivos, como la falta de pago de las anualidades o cuotas correspondientes, el no uso por el plazo que la ley determine en cada caso, y la voluntad, por ende, de los interesados.

 6.3.4.2 CONCEPTO DE PROPIEDAD INDUSTRIAL

La propiedad industrial se entiende por invención toda idea, creación del intelecto humano capaz de ser aplicada en la industria. ()

La Propiedad Industrial es la que adquiere por sí mismo el inventor o descubridor con la creación o descubrimiento de cualquier invención relacionada con la industria; y el productor, fabricante o comerciante con la creación de signos especiales con los que distinga de los demás de la misma categoría.()

la Propiedad Industrial es la expresión usada para designar el derecho exclusivo del uso de un nombre comercial, marca, patente de invención, dibujo o modelo de fábrica, y en general cualquier medio especial de atraer a la clientela.( Según Capitm, 2001,p.15)

La propiedad Industrial ampara la protección de la creatividad, la invención e ingenio que son las pertenencias más valiosas de cualquier persona, empresa y sociedad. ()

Por otra parte, el interés general exige que las concesiones exclusivas de propiedad industrial no sean perpetuas, y ello determina que las leyes concedan a los derechos citados un tiempo de duración distinto según las distintas modalidades que discriminen esta propiedad especial y temporal. Transcurrido el tiempo de existencia legal, caducan los derechos. La caducidad puede resultar por efecto de otros motivos, como la falta de pago de las anualidades o cuotas correspondientes, el no uso por el plazo que la ley determine en cada caso, y la voluntad, por ende, de los interesados.

La propiedad industrial trae  por su originalidad y utilidad merecen tal exclusividad; de otra, las denominaciones del producto o del comerciante que sirven de atracción y convocatoria para la clientela

 

6.3.4.3 ÁMBITO DE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL:

La Propiedad Industrial es una rama de la Propiedad Intelectual y no podríamos ampliar sobre la Propiedad Industrial sin antes expresar el concepto de Propiedad Intelectual la cual tiene que ver con las creaciones de la mente: las invenciones, las obras literarias y artísticas, los símbolos, los nombres, las imágenes, los dibujos y modelos utilizados en el comercio.

La percepción de que la propiedad intelectual se circunscribía a las prerrogativas del derecho de autor resultaba muy limitada para esta categoría de derechos que, hoy en día, sin discusión de ningún tipo admite lo que se reconoce como derechos industriales, entre los cuales destacan las patentes, las marcas y los signos distintivos.

De esta afirmación se desprende que la Propiedad industrial se divide en dos categorías, a saber:

El Derecho de Autor, que se entiende como la protección jurídica que se otorga al titular del derecho de una obra original del que es inventor. Es el derecho patrimonial oponible al público que confiere a su titular un monopolio exclusivo de explotación sobre un objeto no tangible pero dotado de un valor económico. El Derecho de Autor comprende dos categorías principales de derechos: los derechos patrimoniales y los derechos morales. (LPI, 2009, ARTICULO 5)

Por derechos patrimoniales se entiende los derechos de reproducción, radiodifusión, interpretación y ejecuciones públicas, adaptación, traducción, recitación pública, exhibición pública, distribución, entre otros. (LPI, 2009, ARTICULO 5)

Por derechos morales se entiende el derecho del inventor a oponerse a cualquier deformación, mutilación o modificación de su obra que pueda ir en detrimento de su honor y reputación.

Y La Propiedad Industrial que abarca las invenciones, los diseños industriales, las marcas, los lemas, las denominaciones comerciales, incluye también la represión a la competencia desleal, las patentes, la creación técnica de las invenciones aplicables a la industria, los diseños industriales, los descubrimientos, así como también los signos distintivos, incluida las marcas de fabrica, de comercio y de agricultura, las denominaciones de origen los nombres y lemas comerciales. (LPI, 2009, ARTICULO 6)

es decir la Propiedad Industrial se entiende en su acepción más amplia y se aplica no sólo a la industria y al comercio propiamente dichos, sino también al dominio de las industrias agrícolas y extractivas y a todos los productos fabricados o naturales, por ejemplo: vinos, granos, hojas de tabaco, frutos, animales, minerales, aguas minerales, cervezas, flores, harinas.

En otras palabras la Propiedad Industrial abarca:

- El Derecho Invencional conocido en algunos países como derechos de patentes y

- El Derecho Marcario el cual tiene por objeto la producción comercial. (Hernandez,2007,p 87)

Entre estas dos ramas de la propiedad intelectual podemos notar las siguientes diferencias

En la Propiedad Industrial el diseño debe ser registrado para su protección legal; mientras en el Derecho de Autor la obra queda protegida sin ninguna formalidad.

En la Propiedad Industrial los derechos concedidos a través del registro son eminentemente territoriales, salvo algunas excepciones; mientras en el Derecho de Autor las obras pueden ser protegidas de manera automática en todos los países miembros del Convenio de Berna, sin cumplimiento de ninguna formalidad.

En la Propiedad Industrial el derecho sobre el diseño es mas limitado pues solo se circunscribe al de excluir a terceros de la fabricación, importación, oferta; mientras en el Derecho de Autor, el derecho patrimonial comprenderá el exclusivo de realizar, autorizar o prohibir todo uso de la obra, por cualquier medio o procedimiento conocido o por conocerse, salvo excepción legal expresa, sin importar que su uso este vinculado o no a la presentación de un producto.

En el ámbito de la propiedad industrial el periodo de protección del diseño es mucho menor, ya que puede girar entre los cinco y diez años a partir de la solicitud; mientras en el Derecho de Autor el plazo mínimo de protección de las obras de arte aplicado es de veinticinco años contados a partir de su realización,.

6.3.4.3 EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL

6.3.4.3.1 CONCEPTO

Es el ente encargado de administrar y hacer cumplir las normas que consagran los derechos de los inventores sobre sus creaciones (patentes), y de los comerciantes sobre los signos que utilizan para distinguir sus productos y servicios (marcas). Su misión es otorgar protección sobre los derechos de propiedad industrial y divulgar este régimen entre los sectores industriales, comerciales, científicos, tecnológicos y de consumo del país. (IMPI, 2009,P 37)

 6.3.4.3 OBJETIVOS

Así bien  la propiedad industrial tendrá como principales los siguientes objetivos:

a. Garantizar la concesión efectiva de los derechos de propiedad industrial.

b. Promover la inventiva nacional.

c. Favorecer la transferencia de tecnología.

d. Crear condiciones de seguridad jurídica en materia de propiedad industrial para promover la inversión.

e. Combatir la piratería marcaria.

f. Ajustar el sistema de propiedad industrial a las tendencias mundiales.

g. Procurar servicios permanentes de información tecnológica y de propiedad industrial. . (IMPI, 2009,P 37)

Más  que nada lo que busca la propiedad industrial es la protección de aquellos intangibles que tienen valor, para que la persona responsable en dicha creación o invención se vea beneficiada en los términos de la ley, y además que traiga beneficios para el lugar en donde fue registrada.

6.3.4.4        MARCAS COMERCIALES

(Se incluyen en este rubro los lemas y los nombres o denominaciones comerciales).

Podrán registrarse como marcas los signos que sean perceptibles, suficientemente distintivos y susceptibles de representación gráfica. (LPI,2009,Art. 81)

Se entenderá por marca todo signo perceptible capaz de distinguir el mercado, los productos o servicios producidos o comercializados por una persona de los productos o servicios idénticos o similares de otra persona.

La Ley de Propiedad Industrial define marca como todo signo, figura, dibujo, palabra o combinación de palabras, leyenda y cualquiera otra señal que revista novedad usados por una persona natural para distinguir los artículos que produce, aquellos con los comercia o su propia empresa.

Las denominaciones comerciales son los distintivos que, según la Ley de Propiedad Industrial venezolana, tienen por objeto "distinguir una empresa, negocio, explotación o establecimiento mercantil, industrial, agrícola o minero.

6.3.4.5. PROCEDIMIENTOS EN EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL

Podrán solicitar patente los inventores o descubridores de los objetos a que se refieren el artículo 14 de la Ley de Propiedad Industrial, y los introductores de invenciones o mejoras a que se refiere el ordinal 9 del mismo artículo citado.

 El aquel que pretenda obtener una patente, deberá llenar los siguientes requisitos:

1. Presentar solicitud correspondiente y una copia simple de la misma, a la Oficina de Registro de la Propiedad Industrial, por sí o por medio de Agente de la Propiedad Industrial, en la cual el solicitante hará constar:

  a) Nombre, domicilio y nacionalidad del inventor;

b) Nombre y domicilio del mandatario, cuando la petición se haga por poder;

c) Que el solicitante es realmente el inventor o descubridor del objeto de la patente de invención, mejora o dibujo industriales;

d) Que el objeto de la patente no ha sido utilizado en ningún caso en Venezuela;

e) La originalidad del modelo o dibujo;

f) La clase de patente que solicita, y

g) El número, fecha y origen de la patente extrajera o la fuente de información necesaria en caso de que ignore esos datos, cuando se trate de patente de introducción.

 2. Acompañar a la solicitud:

 a) Una memoria por duplicado y en idioma castellano, en la que describa con la mayor claridad, el objeto industrial sobre el cual ha de recaer la patente, con especificación completa y exacta de la operación y método de construir, hacer o combinar la correspondiente máquina, manufactura composición de materia, procedimiento, mejora o modelo o dibujo industriales;

b) Los dibujos y muestras del objeto de la patente a menos que la naturaleza del invento no lo permita;

c) Un croquis del modelo o dibujo industriales en tamaño que no exceda de 8 x 10 centímetros;

d) Copia certificada, legalizada y traducida al castellano de las letras patentes del país de origen, en caso de solicitud de patente para una invención, descubrimiento, mejora o modelo o dibujos industriales, ya patentados en otro país;

e) Las estampillas fiscales que han de utilizarse para el pago de impuesto establecido en el artículo 49, y

f) El poder legalmente otorgado si la solicitud se hiciere por medio de apoderado, o indicar la fecha de su presentación y el número que le corresponde en el Cuaderno de Poderes, si hubiere sido anteriormente presentado a la Oficina de Registro de la Propiedad Industrial con motivo de otra solicitud.

   3. Comprobar que la patente extranjera está vigente y el tiempo que falte para vencerse en el país de origen, en caso de solicitud de patentes para una invención, descubrimiento, mejora o dibujo industriales, ya patentados en otro país.

Cuando la solicitud sea hecha de acuerdo a las formalidades de la Ley, el Registrador ordenará su publicación a costa del interesado en uno de los periódicos de circulación diaria en la Capital de la República, tres veces durante treinta días entre una y otra publicación, y posteriormente, en el Boletín de la Propiedad Industrial una vez recibidas las tres publicaciones anteriores.

  A partir de la fecha de la publicación del número del Boletín de la Propiedad Industrial en que aparezca la solicitud, se contará el lapso de oposición a que se contrae el artículo 63 de esta Ley.

  Si el solicitante no cumpliere con los requisitos establecidos en los artículos 49 y 50 de esta Ley, el registrador devolverá al interesado la solicitud que hubiere presentado, con exposición de las razones en que se funde la devolución.

La devolución de la solicitud, de conformidad con este artículo, no extingue la prioridad de la presentación, si en el plazo de treinta días contados desde la fecha de la devolución, fuere consignada nuevamente la solicitud con las correcciones del caso. Sin perjuicio de la devolución que pueda hacerse directamente al interesado, se considerará que ha habido devolución de la solicitud, a los efectos del transcurso del plazo establecido en este artículo, cuando la correspondiente resolución del Registrador hubiere sido publicada en el Boletín de la Propiedad Industrial. 

El registrador queda facultado para prorrogar este plazo hasta por el término de tres meses, previa solicitud del interesado, cuando a juicio de aquél la naturaleza del asunto así lo requiera. 

Cuando la solicitud no se encuentre comprendida en los casos del artículo 14 o se encuentre incurso en las prohibiciones contempladas en el artículo 15 de esta Ley, se negará su registro mediante resolución del Registrador en la cual indicará la causa de la negativa. 

Como lo marcan los requisitos cualquier persona que cumpla con los anteriores requisitos podrá realizar el registro, incluyendo a una persona física con actividad empresarial.

En el lapso de las publicaciones y sesenta días después de expirado éste, cualquiera persona podrá objetar la solicitud y oponerse a la concesión de la patente: 

1. Por considerar que el objeto de la patente no se halla comprendido en los casos contemplados en el artículo 14 de esta Ley o que está incurso en las prohibiciones establecidas en el artículo 15 de la misma;

2. Por encontrarse en el caso previsto en el artículo 11 de esta Ley, y

3. Por considerarse el opositor autor del invento o con mejor derecho que el solicitante.

 Ésta oposición se notificará al solicitante por medio de aviso en el Boletín de la Propiedad Industrial, para que comparezca a informarse de aquélla en el plazo de quince días hábiles para que el solicitante aduzca lo que estime conveniente a sus derechos.

 En el primero de los dos casos expresados en éste artículo, el Registrador resolverá la oposición con las pruebas que presenten los interesados, dentro del plazo de treinta días después de vencido el lapso de la oposición; y en el segundo y tercer caso, el registrador pasará el expediente al Tribunal de Primera Instancia en lo Civil para que éste resuelva la oposición con las pruebas que ante él se presenten según los trámites del juicio ordinario, y suspenderá el procedimiento administrativo de concesión de la patente hasta que el Tribunal decida y la parte interesada gestione nuevamente el asunto.

Para resolver la oposición que se haga de conformidad con el caso primero del artículo 63 de esta Ley, el Registrador podrá consultar previamente los organismos técnicos oficiales o solicitar opinión de persona competente en la materia a que se contrae la solicitud de la patente, sin que en ningún caso el ejercicio de esta facultad pueda causar una demora mayor de sesenta días en el procedimiento establecido.

 Si vencido el lapso a que se refiere el artículo 63, sin que haya habido oposición, o desechada ésta, el Registrador procederá a resolver la expedición de la patente si fuera procedente, efectuará su registro y extenderá el correspondiente certificado. El interesado deberá consignar las especies fiscales exigidas por la Ley de Timbre Fiscal para la expedición de patente. Si vencidos treinta días después de la publicación de la resolución del Registrador en el Boletín de la Propiedad Industrial, no se hubiere hecho esta consignación, quedará sin efecto la resolución que acuerda la expedición de la patente y nulas las actuaciones efectuadas. 

La nulidad del registro de un invento, mejora o modelo o dibujo industriales que hubiere sido concedido en perjuicio de derecho de tercero, podrá ser pedida ante los Tribunales competentes, si el interesado no hubiere hecho la oposición a que se contrae el artículo 63 de la presente Ley. 

Esta acción sólo podrá intentarse en el término de dos años, contados a partir de la fecha del certificado. 

Si la patente no fuere concedida, quedará a beneficio del Fisco el valor de las estampillas inutilizadas por concepto de primera anualidad, que hubieren sido consignadas conforme a la letra e del ordinal 2 del artículo 59. 

La patente a que se refiere el artículo 65 deberá contener: 

a) El nombre y apellido o razón o denominación social del beneficiario;

b) La denominación o una breve descripción de la invención, descubrimiento, mejora, dibujo o modelo industriales, que indique exactamente su naturaleza y objeto;

c) El reconocimiento al interesado, sus herederos o cesionarios del derecho exclusivo de usar, vender y explotar la invención o descubrimiento;

d) El término de su duración;

e) La fecha de registro, y

f) La inserción del artículo 6 de esta Ley. 

La patente se expedirá en modelos formulados por la Oficina de Registro de la Propiedad Industrial; irá firmada por el Registrador y será publicada en el Boletín de la Oficina. A esa patente se adherirá una de las copias de la memoria descriptiva y de los dibujos si los hubiere. 

Con cada solicitud y los documentos que la acompañan, se formará expediente que se archivará en la Oficina de Registro de la Propiedad Industrial.

Con la cual la persona demostrara ser dueño de la marca o patente, en este caso en específico, será de una marca.

6.3.5     PERSONA FÍSICA

La Ley se refiere a “individuos” y por tales debe considerarse tanto al comerciante individual como a la sociedad comercial. En el primer caso, el comerciante será una persona física, en el segundo el comerciante será una persona jurídica.

6.3.5.1 PERSONA FÍSICA CON ACTIVIDAD EMPRESARIALO DEL RÉGIMEN INTERMEDIO

El Régimen Intermedio es un régimen opcional, en el cual pueden pagar sus impuestos las personas físicas que se dediquen al comercio, industria, transporte, actividades agropecuarias, ganaderas, siempre que sus ingresos o ventas no hayan excedido de $4’000,000.00 en el año anterior. Esta cantidad no se refiere a la utilidad o ganancia, sino a los ingresos brutos, antes de descontar los gastos o las compras.(LISR,2010,art 134)


 
En este régimen se tiene la obligación de pagar los siguientes impuestos:

6.3.5.2 PAGO DEL IMPUESTO SOBRE LA RENTA ANUAL

En esta declaración se calcula el impuesto sobre los ingresos y deducciones de todo el año y se presenta en abril del siguiente año.

Para calcular el impuesto anual puede utilizar el programa Declara SAT que está a su disposición en la sección declaración anual de este portal. Si utiliza este programa también puede enviar su declaración por Internet.(SAT:2009)

Si presenta su declaración mediante forma fiscal debe realizar lo siguiente:

  1. Sume los ingresos que obtuvo en el año.
  2. Reste el total de los gastos y compras, que pueda comprobar con facturas con todos los requisitos que correspondan al año que declara. El resultado es la utilidad fiscal. Si los gastos y compras fueron mayores a los ingresos tendrá pérdida fiscal.
  3. Reste en su caso las pérdidas fiscales de años anteriores que no la haya deducido. El resultado es la utilidad gravable.
  4. A la "utilidad gravable"  reste los gastos personales, el resultado es la "base del impuesto".
  5. A la "base del impuesto"  aplique la tarifa del impuesto anual y la tabla de subsidio anual.
  6. Al impuesto reste el subsidio y el importe de los pagos provisionales que se hayan efectuado en el año,  el resultado es el impuesto anual a cargo o a favor.(LISR,2009,art,136-bis)

6.3.5.3 GASTOS PERSONALES

Deducciones o gastos personales


Los asalariados en el cálculo anual del impuesto sobre la renta, podrán deducir los siguientes conceptos: 

  • Honorarios médicos, dentales y hospitalarios, para usted, su esposa(o) o para la persona con quien viva en concubinato y para sus hijos, nietos, padres o abuelos, siempre y cuando ellos no obtengan ingresos que excedan de un salario mínimo al año.
  • Gastos funerarios que no excedan de un salario mínimo general del área geográfica del contribuyente, efectuados para las personas antes señaladas. 
  • Aparatos para el restablecimiento o rehabilitación del paciente, medicinas que se incluyan en las facturas que expidan los hospitales, honorarios a enfermeras y por análisis, estudios clínicos o prótesis. Se consideran incluidos dentro de las prótesis, los gastos que se realicen por concepto de compra de lentes ópticos graduados para corregir defectos visuales, siempre que para ello, en el comprobante que se expida de acuerdo con las disposiciones fiscales, se describan las características de los mismos. No obstante, cuando no se describan las características en el comprobante, deberá contarse con el diagnóstico de oftalmólogo u optometrista.
  • Donativos que se otorguen a instituciones autorizadas por el SAT para expedir comprobantes deducibles del impuesto sobre la renta, por ejemplo la Cruz Roja, Teletón, u otros.
  • Intereses reales pagados por créditos hipotecarios destinados a casa habitación contratados con los integrantes del sistema financiero y que la cantidad del crédito no exceda de un millón quinientas mil unidades de inversión.
  • Aportaciones complementarias de retiro, a planes personales de retiro o a la subcuenta de aportaciones voluntarias. Sin que excedan del equivalente a cinco salarios mínimos elevados al año.
  • Primas por seguros de gastos médicos, siempre que el beneficiario sea el propio contribuyente, su cónyuge o la persona con quien vive en concubinato o sus hijos, nietos, padres o abuelos.
  • Gastos de transporte escolar, únicamente será deducible cuando en la escuela se obligue a todos los alumnos a pagar éste servicio.
  • Los pagos efectuados por concepto del impuesto local sobre ingresos por salarios y en general por la prestación de un servicio personal subordinado, siempre que la tasa de dicho impuesto no exceda del 5%.(LISR,2010,art,176)

Inclusive las personas que tributen en este régimen y no sean asalariados pueden restar de sus ingresos las deducciones que se mencionan en el párrafo anterior, pero solo en el cálculo anual.

6.4         TEORIA TRIBUTARIA

 

Las obligaciones tributarias son impuestas a los particulares por el estado en virtud de su jus- imperio. No obstante, toda obligación tributaria no que da justificada por el simple hecho de que el estado pueda crearlo o exigirlo sino que existe un concepto ético y jurídico que lo justifica toda ves que negarlo seria colocar  a los contribuyentes expuestos a las decisiones arbitrarias del poder publico por ello que deban existir razones éticas y jurídicas además de principios fundamentales sobre las cuales se debe hacer el cobro de tributos.

Los propulsores de la teoría de los servicios públicos que la causa o fundamento de la imposición tributaria es la de costear los servicios públicos que el estado presta a los ciudadanos por lo que el contribuyente paga tributos, siendo estos al equivalente  a los servicios públicos que recibe.

El fundamento de esta teoría radica en  el siguiente razonamiento: los ciudadanos agrupados en el estado tienen necesidades que deben ser satisfechas atreves  de los servicios públicos que el estado debe brindar, servicios que requieren de recursos para poder ser  brindados ante lo cual para generar recursos que satisfagan el gasto publico, se recurre  a la imposición tributaria  a los ciudadanos a  quienes se le brinda los mencionados servicios.

Pretender encontrar el fundamento de la tributación en los servicios públicos  implicaría pensar en todo lo que el estado realiza es brindar servicios, algo que todos sabemos. Por lo que no  toda actividad del estado  esta encaminada a brindar servicios públicos, una parte del recurso publico, destina a otras actividades que no constituyen servicios públicos, por lo tanto no todos los recursos están destinados a la  prestación de servicios públicos.

El estado tiene como actividad financiera la de obtener ingresos. Adminístralos y aplicarlos en satisfacer las necesidades de la sociedad.

Todo esto es regulado gracias a la Ley de ingresos y egresos que es publicada normalmente en diciembre de cada año en el diario oficial de la federación y ahí se estipula cuanto se va a recaudar como se va administrar y en que se va a aplicar el gasto público del siguiente año.

El derecho financiero es una rama del derecho público y privado que regula bajo un conjunto de normas jurídicas las finanzas públicas y las funciones del edo. Como:

  • Asignación de recursos
  • Proporcionar de pleno empleo
  • La distribución del ingreso y
  • El desarrollo económico(Tapia, 2004 p, 41)

El derecho financiero se divide en 5 partes que son:

  • El derecho fiscal es aquel que regula las contribuciones e ingresos que el estado tiene en su soberanía
  • El derecho crediticio es aquel que regula los créditos tanto internos como externos
  • El derecho monetario es aquel que se encarga de la emisión del dinero

El derecho fiscal es una rama del derecho financiero y que estudia el conjunto de normas que regulan la recaudación de las contribuciones y el control de los ingresos que tiene el estado. (Tapia, 2004 p, 41)

6.4.1 ANTECEDENTES HISTORICOS:

En la historia de la humanidad siempre ha sido él mas fuerte aprovechándose del más débil y en la mayoría de los casos este se daba bajo el pago de tributos al poderoso por parte del débil.

Pero en toda la historia se nos han dejado legados importantes que han sido la base para las leyes fiscales de la actualidad por ejemplo:

En la antigua egipcia ya se daba un control de las declaraciones de impuestos. Hay unos impuestos en la historia que han sido irónicos como en Roma que se cobraba un impuesto por usar los urinarios públicos.

En el pueblo azteca también se contaba con un control tributario en el cual ya se podía divisar lo que en la actualidad son los impuestos ordinarios y extraordinarios.

En la época de la edad media la explotación del poderoso sobre el débil.

6.4.2 LOS IMPUESTOS EN MEXICO

También en México ha habido impuestos de una variedad insospechada por ejemplo:

Los impuestos de avería, impuestos de almirantazgo, impuestos a la lotería impuestos de caldos, impuestos del timbre etc.

6.4.3 LA HACIENDA PÚBLICA

La hacienda tiene su origen en el verbo latino faceta; y aparece por primera vez en México al crear Felipe V la secretaria de hacienda donde es encargada de realizar a la actividad financiera estatal.

Las principales actividades que realiza la secretaria de hacienda y crédito público están enmarcadas en él articulo 31 de la ley orgánica de la administración y dice así:

1. - Estudiar y formular los proyectos de leyes y disposiciones impositivas, y las leyes de ingresos federales.

2. - cobrar los impuestos, derechos, productos y aprovechamientos federales en los términos de las leyes.

3. - determinar los criterios y montos globales de los estímulos fiscales y proyectar sus efectos en los ingresos de la federación y evaluar sus resultados conforme a sus objetivos

4. - dirigir las actividades aduanales y así como la inspección y al policía fiscal de la federación.

5. - proyectar y evaluar los proyectos de la federación

6. - manejar la deuda publica de la federación.

7.- dirigir la política monetaria

8. - administrar las casas de moneda y ensaye

6.4.4 EL DERECHO FISCAL

Es el conjunto de normas jurídicas que se refieren al establecimiento de impuestos, derechos y contribuciones especiales, a las relaciones jurídicas principales y asesorías que se establecen entre la administración y los particulares con motivo de su nacimiento, cumplimiento o incumplimiento, a los procedimientos oficiosos o contenciosos que pueden sugerir y a las sanciones establecidas por su violación.

Se divide en:

Derecho fiscal formal o administrativo: es el que se encarga de las recaudaciones los impuestos así como de su tutela en su sentido más amplio.

Derecho constitucional fiscal: se dedica a delimitar y disciplinar todas las leyes fiscales que existan

Derecho fiscal procesal es le conjunto de normas que regulan los procesos que resuelven las controversias que pudieran existir entre los contribuyentes y el fisco.

Derecho penal fiscal: es el que se encarga de definir los hechos ilícitos que se comenta en cuanto a materia fiscal y también determina las sanciones.

Derecho fiscal internacional: es el integrado por las normas que rigen los tratados internacionales así como la doble tributación y otros asuntos que se presentasen.(Arrioja, 2002, p 103)

Si bien el derecho se divide en varias ramas es porque cada una atiende a necesidades especificas del estado, además que se correlacionan ente si ante situaciones particulares

6.4.4.1 PARTICULARIDADES DEL DERECHO FISCAL

Él termino derecho fiscal se refiere al conjunto de normas que regulan al fisco entendiéndose a este como el encargado del estado de la determinación, liquidación y administración de los tributos.

El derecho financiero no solo regula los recursos tributarios si no que también los que no lo son.

El derecho impositivo regula tan solo la otra clase de ingresos distintos a los impuestos

El derecho tributario solo regula las contribuciones hechas por los particulares al estado.

El derecho fiscal es el que se encargue de regular el fisco que es el órgano del estado encargado de la recaudación, administración y la aplicación de los tributos. .(Arrioja, 2002, p 103)

Además es el encargado de regular las actividades del estado como fisco.

La característica principal de las leyes fiscales y de todas las leyes es la bilateridad. Esto significa que al mismo tiempo que da obligaciones da derechos.

El derecho fiscal solo puede ser considerado como una rama del derecho publico puesto que regula la relación entre el estado y un particular como los contribuyentes.

6.4.4.2 PRINCIPIOS DEL DERECHO FISCAL

El principio de constitucionalidad y legalidad, justicia, proporcionalidad y equidad, certeza, comodidad, economía, vinculación con el gasto publico. Son una infraestructura en la que debe de descansar cualquier ley vinculada con el fisco.

La actividad va a canalizarse por una relación juridica_tibutaria en la cual se rigen todos los tributos que tiene que hacer los contribuyentes con el estado. El papel del derecho fiscal tan solo deberá a limitarse a elaborar y suministrar las normas que regulan esta relación y solo será el análisis y evaluación de estas. .(Arrioja, 2002, p 104)

En síntesis El derecho fiscal se dedica a crear normas y principios que regulan la recaudación, administración y aplicación de los recursos para el rendimiento eficaz del estado.

6.4.4.2.1 PRINCIPIO DE LA LEGALIDAD TRIBUTARIA

La autoridad hacendaría solo esta facultada a llevar a cabo acto alguno dentro del ámbito fiscal solo si esta regulada por alguna ley aplicable al caso.(Banqueiro,2006, p 32)

Y los contribuyentes solo están obligados a cumplir con los deberes que estén establecidos en las mismas leyes que le confieren.

En términos generales el principio de legalidad actúa como importante limitante al ejercicio del poder público y como un escudo protector de los derechos de los particulares.

En si el principio de legalidad permite al contribuyente conocer cuales son sus oblaciones y derechos ante el fisco.

6.4.4.2.2 PRINCIPIO DE CONSTITUCIONALIDAD

Este principio justifica totalmente al de la legalidad; obedece a los lineamientos que nos dice que la constitución es una norma suprema y por ende jerárquicamente superior a las demás. (Banqueiro, 2006, p 32)

La constitución por ser la ley mas alta y superior a todas las demás estas dependen y derivan de esta y de ninguna manera podrá contradecirla o alterar el sentido de esta.

La fracción IV del art. 31 constitucional señala que es obligación de los mexicanos contribuir con los gastos públicos de la manera proporcional y equitativa que dispongan las leyes.

6.4.5 LA FACULTAD REGALMENTARIA

Es la tercera fuente del derecho y esta constituida por reglamentos administrativos que suelen el papel de complemento y medio de ejecución de la ley. (Banqueiro, 2006, p 32)

Podemos definir a estos reglamentos como un conjunto de normas jurídicas emitidas por el presidente con el único propósito de pormenorizar particularizar y desarrollar en forma concreta una ley emitida por el congreso de la unión, con el fin de llevar a cabo la ejecución de esta así como de hacer una esfera administrativa a su exacta observancia.

 

 

 

6.4.5.1 OBLIGACIÓN CONTRIBUTIVA O TRIBUTARÍA.

La obligación contributiva o tributaria es el vínculo jurídico en virtud del cual el estado, denominado sujeto activo, exige a un deudor, denominado sujeto pasivo o contribuyente, el cumplimiento de una prestación pecuniaria, excepcionalmente en especie. (Banqueiro, 2006, p 32)

La obligación contributiva tiene los siguientes elementos:

1.- Un sujeto activo, que es el estado.

2.- Un sujeto pasivo, que es el contribuyente-

3.- El objeto de la obligación, que consiste en una prestación pecuniaria, en especie. (Banqueiro, 2006, p 33)

El objeto de la de la obligación contributiva o tributaría consiste en la prestación económica a cargo del contribuyente. Es esencialmente un deber de dar suma de dinero al estado, en especie, para que pueda hacer frente a sus funciones propias de derecho público.

La causa de la obligación contributiva o tributaria proviene esencialmente de la ley, que le es propio, genera la obligación de pagar las contribuciones. El motivo por el cual se establecen las contribuciones, es para proporcionarle al estado los recursos económicos necesarios para cubrir los gastos públicos.

La doctrina ha establecido diferencias entre las obligaciones contributivas o tributarias y la obligación civil:

1.- La obligación contributiva o tributaria, está esencialmente regulada por normas de orden público, excepcionalmente por normas de derecho privado. La obligación civil se regula, fundamentalmente, por normas de derecho privado.

2.- La obligación contributiva o tributaria, tiene su fundamento únicamente en la ley. La obligación civil tiene su fuente en la ley, en un contrario, en el enriquecimiento ilegítimo o en un delito.

3.- La obligación contributiva o tributaria, el creedor o sujeto activo, siempre lo es el estado (Federación, Distrito federal, estados o municipios) o sus organismos descentralizados, debidamente autorizados por la ley. En la obligación civil, lo puede ser el estado o el particular. (Banqueiro, 2006, p 33)

Las clases de obligaciones contributivas o tributarias son:

- La obligación contributiva o tributaria , de dar, que es determinada por la ley fiscal respectiva, llamada también principal.

- Las obligaciones fiscales que se refieren a las demás que no comprenden las de dar, las de hacer, no hacer o tolerar, las cuales no son determinantes en cantidad liquida, llamadas secundarias.

Dentro de las obligaciones fiscales de hacer, están las de presentar avisos, declaraciones, inscribirse en el registro federal de contribuyentes, llevar contabilidad.

Dentro de las obligaciones fiscales de no hacer, están contenidas las prohibiciones que se establecen en las leyes respectivas, con cargo a los contribuyentes.

Las obligaciones fiscales de tolerar está relacionada con las visitas domiciliarias, existiendo el deber del contribuyente de soportar y proporcionar toda la información y documentación solicitada durante el procedimiento de fiscalización, sin obstaculizar su desarrollo.

A las obligaciones fiscales no determinables en cantidad liquida, las de hacer, no hacer y tolerar, se les denomina también de relación fiscal (secundarias). La relación fiscal es el conjunto de obligaciones que se deben tanto al sujeto activo(fisco), como el sujeto pasivo(contribuyente), que se extinguen cuando éste deja de realizar los hechos gravados por la ley. En cambio la obligación contributiva, es únicamente a cargo del contribuyente, las obligaciones derivadas de la relación fiscal son a cargo de ambos sujeto, tanto el fisco, como el contribuyente.

Así tenemos que pueden existir obligaciones derivadas de la relación fiscal sin que ello implique necesariamente el nacimiento de la obligación contributiva o tributaria, la de pago.

6.4.6 EFECTO DE LAS CONTRIBUCIONES.

6.4.6.1 EFECTOS PSICOLÓGICOS:

El legislador al establecer o derogar leyes debe tomar en cuenta los efectos psicológicos que estos producen en los contribuyentes, ya sean positivos o negativos.

6.4.6.2 EFECTOS POLÍTICOS:

El descontento de los gobernados se manifiesta cotidianamente en la prensa, radio, en las elecciones y hasta en manifestaciones de protesta en contra de los poderes políticos. Por eso luego hay movimientos armados por rebeldía o por simple hecho de que no les pareció la nueva ley.

6.4.6.3 EFECTOS CONTABLES O ADMINISTRATIVOS:

En consecuencia, tenemos que al establecer, derogarse o adicionarse o modificarse las leyes fiscales, el contribuyente obligado a llevar contabilidad para efectos fiscales, se ve en la necesidad de realizar una serie de modificaciones en su sistema contable o administrativo, para estar en aptitud de dar debido cumplimiento de las disposiciones fiscales.

 

6.4.6.4 EFECTOS ECONÓMICOS:

Los principales efectos económicos son :

1.- La repercusión.

2.- La difusión.

3.- La utilización del desgravamiento.

4.- La absorción.

5.-La capitalización y amortización.

6.-La remoción o abstención.(Urbina, 1997, 19)

La repercusión de las contribuciones, es un fenómeno económico que consiste en pasar la carga de las contribuciones a terceras personas..

6.4.7 LA EXENCIÓN CONTRIBUTIVA O TRIBUTARIA.

La exención es una figura jurídica de carácter contributivo, en virtud de la cual se libera al sujeto pasivo de la obligación de pagar una contribución total o parcialmente por disposición expresa de la ley. (Banqueiro, 2006, p 35)

La doctrina ha justificado la existencia de la exención del pago de las contribuciones, por considerarla como un privilegio creado a favor del contribuyente.

Razones de equidad, por equidad entendemos la correspondencia perfecta, ética y jurídica de darle a cada quien lo que le corresponde; consiste en la aplicación de la justicia a un caso concreto, de donde se desprende el principio jurídico de que se deben tratar igual a los iguales y de manera desigual a los desiguales.

Razones de conveniencia, estas se presentan cando la legislación fiscal libera del pago de las contribuciones a determinadas agrupaciones, instituciones u organismos, que en virtud de la cual el objeto que desarrollan es de carácter político, social o cultural, el legislador ha considerado que no deben ser sujetadas a cargas contributivas, con el objeto de darles oportunidad de destinar la totalidad de sus recursos económicos al desarrollo de sus actividades, que el estado de una u otra forma le conviene fomentar por sus evidentes beneficios de carácter colectivo.

Razones de política económica, se presentan al otorgar una exención, cuando el estado tiene particular interés en fomentar el desarrollo de las industrias de una región del país.

La doctrina ha considerado que la exención fiscal, tiene como características fundamentales las siguientes:

1.- Es una figura jurídica de carácter contributivo o tributario.

2.- Debe estar establecida en una ley formal y materialmente legislativa.

3.- Es un privilegio que se otorga a favor del sujeto pasivo de la obligación contributiva o tributaria.

4- Su aplicación es para el futuro.

5.- Es temporal.

6.- Es personal.

7- La interpretación de las normas que la establecen es estricta o literal.(urbina,2007, 21)

 

 

6.4.7.1 CLASIFICACION DE LAS EXENCIONES

Las exenciones se clasifican en:

1.- Atendiendo al objeto o bienes y a las personas sobre las que recae, las exenciones pueden ser objetivas o reales y subjetivas o personales.

2.- Atendiendo a su permanencia, las exenciones pueden ser fijas y transitorias.

4.- Atendiendo a su alcance, las exenciones pueden ser absolutas y relativas.

5.- Atendiendo a su ordenamiento legal en el cual se establecen, las exenciones pueden ser constitucionales.

6.- Atendiendo a su finalidad, las exenciones pueden ser económicas de fomento o desarrollo, distributivas y con fines sociales y culturales.

7.- Atendiendo al monto, las exenciones pueden ser totales o parciales.(Banqueiro, 2006, p 42)

En un sentido  más amplio las exenciones son todos aquellos conceptos por los cuales el contribuyente no pagara impuestos, ya que se dice que estos serán destinados a causas que impulsen el desarrollo del país.

 

.

 

 

 

 

 

6.5         DEFINICION DE CONCEPTOS BASICOS

6.5.1 ESTADO

Los Estados y soberanías que han tenido y tienen autoridad sobre los hombres, fueron y son, o repúblicas o principados. Los principados son, o hereditarios con larga dinastía de príncipes, o nuevos; o completamente nuevos, cual lo fue Milán para Francisco Sforza o miembros reunidos al Estado hereditario del príncipe que los adquiere, como el reino de Nápoles respecto a la revolución de España. Los Estados así adquiridos, o los gobernaba antes un príncipe, o gozaban de libertad, y se adquieren, o con ajenas armas, o con las propias, por caso afortunado o por valor y genio”.(Maquiavelo, 1513, p.21)

Por lo que el concepto de “Estado” ha sido definido:

 En términos generales se entiende por Estado a la organización política y jurídica de un pueblo en un determinado territorio y bajo un poder de mando según la razón.(Villena, 2006, p. 153)

 La arena donde se dirimen los conflictos sociales. Es una institución, o más bien un conjunto de instituciones, que la sociedad ha creado para moderar el conflicto entre clases e intereses diferentes, a fin de mantenerlos dentro de cierto orden que permita el desenvolvimiento de las variadas actividades y relaciones sociales.

(Castro, 2001, p 32)

 De las definiciones antes citadas se concluye que la palabra Estado designa la realidad completa de una sociedad, existiendo tanto en sociedades occidentales como orientales, en sociedades desarrolladas y subdesarrolladas. Teniendo presencia prácticamente en todas las actividades realizadas en el mundo contemporáneo de hoy.

Desde que se nace se da cuenta de ello ante el registro civil; cuando se adquiere algún tipo de propiedad, se inscribe y queda sometido al pago de derechos por su usufructo; cuando se hace uso de servicios públicos como agua, drenaje, electricidad y recolección de basura, o al devengar un salario por el trabajo desempeñado, cuando se pagan impuestos y cuando se emite un voto para elegir a sus representantes. En todos estos momentos del quehacer cotidiano se encuentra la mano reguladora y ordenadora del Estado.

6.5.2. PLANEACION FISCAL

“Planeación fiscal se le denominó por el fisco al conjunto de decisiones y acciones de los contribuyentes. La autoridad fiscal ante la reducción en la recaudación, motivo de esa planeación, fue endureciendo sus criterios y programas de fiscalización. Contribuyente que disminuyera su carga tributaria se encontraba en peligro de ser considerado un evasor.

En la década de los años noventas una planeación fiscal solo tenía como fin aprovechar lagunas de ley o asignación de connotaciones distintas a las de la autoridad, aplicables a los textos legales con la finalidad de pagar menos impuestos. A ello la autoridad le denominó ‘elusión fiscal’.(Grupo HESS, 2004, p.12)

La optimización de las obligaciones sustantivas y colaterales a que est á obligado el contribuyente, apegada a derecho. (CORONA, 2007, p, 7.)

 En términos generales, se puede afirmar que planeación fiscal es el estudio previo de determinados hechos, encuadrándolos dentro de las disposiciones fiscales vigentes, con el fin de lograr las máximas ventajas posibles en materia fiscal. ” (Arroyo, 2004, p.11)

La que realiza el Gobierno, a través de sus órganos representativos, para instrumentar los medios de recaudación y así combatir técnica y racionalmente la defraudación burda y simple en la que incurre el tributante mal informado y que asume sobre sí una postura y conciencia de delincuente común, huidizo y simulador.(Diep,1999, 50,51)

Por lo tanto, la planeación fiscal de nuestro tiempo es una derivación jurídico-económica de la base misma de sustentación del Estado como tal, debiéndose ejercer en consideración a factores tanto de orden jurídico como de orden económico, o incluso de la combinación de ambos.

6.5.3 DEFINICIÓN DE CONTRIBUCIÓN.

Una contribución es una parte integrante de los ingresos públicos e incluye aportaciones de particulares como, por ejemplo, pagos por servicios públicos, de donaciones, multas, etc. En tercer lugar, los impuestos forman parte de las contribuciones y éstas a su vez forman parte de los ingresos públicos.(Santillán, 1962, p.32)

El, tributo, contribución o ingreso tributario es el vínculo jurídico en virtud del cual el Estado, actuando como sujeto activo, exige a un particular, denominado sujeto pasivo, el cumplimiento de una prestación pecuniaria, excepcionalmente en especie.(Pérez, 2000,p 12)

Análisis del contenido de la definición, en los diversos elementos que la integran:

La existencia de un vínculo jurídico. Todo tributo debe, para su validez y eficacia estar debidamente prevista en una norma jurídica expedida con anterioridad a los hechos o situaciones a los que va a ser aplicado

 El Estado como sujeto activo. Toda obligación presupone la existencia de un sujeto activo que, por regla general, es aquel en cuyo favor se establece el crédito o el deber de dar, hacer o prestar que dicha obligación trae aparejado. Por lo que es la entidad estatal encargada de la determinación, recaudación y administración de las contribuciones

Un tributo o contribución se vuelve exigible cuando después de haber nacido y de encontrase determinado, el sujeto pasivo deja transcurrir el plazo que la ley establezca para su pago sin efectuar el entero correspondiente.

6.6         INTERPRETACION DEL OBJETO DE ESTUDIO

Como nos podemos percatar la planeación fiscal es importante y             que

Tomando en cuenta que la carga tributaria actualmente tiende a incrementarse, es necesario preparar un plan a efecto a de tomar en cuenta dentro de los desembolsos

La planeación oportuna de los impuestos que esta afecta una empresa, permitirá contar con los fondos necesarios para hacer los pagos respectivos, ya que de acuerdo a la ley del impuesto sobre la renta el pago del mismo es anticipada, realizando la liquidación definitiva al cierre del ejercicio correspondiente.

La planeación fiscal persigue minimizar el impacto que los tributos tienen en los costos de producción y de administración y prever su incidencia en los flujos de caja.

La importancia de la planeación fiscal se puede considerar que está en el mismo nivel de los diferentes estudios de prefactibilidad y factibilidad, puesto que en la época actual no se puede soslayar la repercusión que el factor tributario tiene en los costos de producción y la administración y su incidencia en el desarrollo de un proyecto empresarial.


La planificación fiscal de una Empresa en marcha cubrirá los mismos aspectos indicados para la empresa que inicia operaciones, puesto que deberán identificarse los impuestos a cargo de la empresa, los impuestos a cargo de terceros para los cuales existe la obligación de recaudarlos y los incentivos fiscales que pueden aprovecharse de acuerdo con la actividad económica que se desarrolla. Una vez definido el entorno tributario en el cual giran las actividades de la empresa, se procederá a compararlo con la Planificación Fiscal efectuada anteriormente, en su caso y las estrategias implementadas, lo que permitirá establecer si existen desviaciones importantes que impliquen el incumplimiento de las obligaciones tributarias de las empresas. Si este fuera el caso se deberá estudiar y proponer las mejores opciones para subsanar el problema. Por otra parte al efectuar la comparación señalada anteriormente, puede evidenciar que no se han aprovechado los incentivos fiscales, sin embargo que los incentivos fiscales de una Empresa en marcha pueden estar limitado por factores o situaciones que no se hubieran presentado si la planificación se hubiese efectuado antes de iniciar operaciones.

En el caso de la industria mezcalera, se deberá analizar el tipo de constitución legal que ya tienen las empresas y en base a esto determinar si la propiedad industrial es una buena alternativa para una empresa constituida.